Vida

La policía británica busca a los ladrones de cinco armas de James Bond

La policía británica busca a los ladrones de cinco armas de James Bond
La policía de Londres busca cinco armas que aparecieron en las películas 'Die Another Day', 'A View to a Kill' y 'Live and Let Die', las cuales, fueron robadas al inicio de la pandemia.

La policía metropolitana de Londres lanzó este lunes un llamado a testigos para intentar encontrar a quienes se hicieron con cinco armas de la saga de James Bond, robadas hace seis meses a unos 20 km al norte de Londres.

El 23 de marzo pasado, por la noche, en tanto el COVID-19 encerraba al Reino Unido en estricto confinamiento, estas armas fueron robadas a su propietario en Enfield. Aunque los ladrones fueron detectados por los vecinos, lograron escapar antes de que llegara la policía.

El botín constaba de dos pistolas Beretta, una 'Cheetah' y otra 'Tomcat', una Walther PPK, un revólver Smith and Wesson 44 Magnum y otra pistola Lama calibre 22, que aparecieron en los filmes Die Another Day (2002), A View to a Kill (1985) y Live and Let Die (1973), del agente 007.

Lee:

La pistola Lama de empuñadura amarilla, fue encontrada en abril, ya oxidada, en un campo cercano a una estación de trenes en Essex. Las otras, algunas piezas únicas, no han sido encontradas.

El potente revólver Magnum es el único en el mundo cromado por completo, la Walther PPK es la última que utiliza Roger Moore en la escena de A View to a Kill, en la cual la actriz Grace Jones (May Day) es lanzada desde la Torre Eiffel en paracaídas.

Uno de los responsables de la investigación, Paul Ridley, señaló en un comunicado que las armas robadas "son muy reconocibles" y "con absoluta seguridad" serían identificadas "por el público o a quien se las propongan para su compra".

Recomendamos:

Subraya, además, el "valor sentimental" que tenían estas armas para su propietario, que iban a integrar una "exposición nacional".

La policía difundió este lunes imágenes de videovigilancia que mostraban un vehículo sospechoso justo antes del robo, un Vauxhall de color gris, y renovó su llamado a testigos.

Los delincuentes fueron descritos como tres hombres con acento de Europa del este, vestidos con ropa oscura y enmascarados.