Tecnología

Videollamadas y delivery acaparan los datos móviles de los usuarios

Videollamadas y delivery acaparan los datos móviles de los usuarios
Los usuarios en México están abocados al uso de redes fijas, pero en caso de usar sus datos móviles lo hacen para ordenar comida y hacer videollamadas.

El aislamiento ha provocado un cambio en la manera en que nos relacionamos con internet. Hace sólo unos meses era muy común el uso de datos móviles para estar en redes sociales, pedir un servicio de transporte o sólo comunicarte con servicios de mensajería, sin embargo los hábitos de los usuarios han cambiado y las actividades se han diversificado, tanto en redes fijas como móviles.

Dentro de los datos que despliega la red de AT&T, a nivel nacional se ha visto un alza en el uso de aplicaciones de videoconferencia.

“Con respecto a la semana del 22 al 29 de marzo, del 19 al 26 de abril Skype tuvo un incremento del 61%, mientras que la app de videoconferencias Zoom tuvo una reducción del 63% en el uso de datos móviles. Y de este tipo de servicio, la que más tuvo popularidad en esta semana fue WebEx, quien logró crecer un 86% en el uso de datos móviles”, precisó Jerónimo Diez, CTO Interino en AT&T en México.

Otros de los usos que han incrementado en el uso de datos ha sido solicitar comida a domicilio. Rappi tuvo un incremento del 54%, mientras que Uber Eats creció la solicitud de servicio un 18%.

Al contrario, algunas de las apps que más se usaban antes del aislamiento por COVID-19, en estas últimas semanas no se han usado. Google Maps bajó un 13% su uso, Uber un 15% y la más afectada, Waze, ha bajado un 28%. Sin embargo el uso de redes sociales como Facebook Live ha aumentado un 42%, dato que destaca Diez, por ser una de las divisiones de la empresa de Mark Zuckerberg que más han preferido los usuarios.

En contraste, en el país cada 47 hogares de 100 cuenta con una red de telefonía fija para comunicarse, de acuerdo con cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) al tercer trimestre de 2019. De éstos, sólo el 55% cuenta con una red de banda ancha y también ha tenido un cambio en contraste con lo que pasaba antes del confinamiento, a causa del coronavirus (COVID-19).

El uso se ha abocado por contenido streaming, llamadas por videoconferencia, solicitud de servicios de delivery y jugar videojuegos, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (The CIU).