Tecnología

Tecnología, lo que hace las paces entre los ambientalistas y el fast fashion

Tecnología, lo que hace las paces entre los ambientalistas y el fast fashion
Una de las industrias que más impactan al medioambiente es la textil, sin embargo ya es posible seguir en tendencia sin generar tanto impacto, gracias a la tecnología.

A nivel mundial se producen cerca de 1,300 miles de millones de toneladas de gas de efecto invernadero en la industria textil, esto de acuerdo con un estudio de impacto ambiental de la Fundación Ellen MacArthur. A causa de estos números, la industria textil, sobre todo aquella clasificada como fast fashion, está en la mira de los ambientalistas, pues su impacto se traduce en contaminación tanto del agua, como del aire.

Ya sea por la coloración de las telas, por el estampado de las piezas o por otros procesos de la industria, el sector textil es una de las que más agua gasta y es la responsable de producir el 20% de aguas residuales en el mundo, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, ante esto la tecnología ha buscado opciones, como es la impresión de telas.

Además de ocupar un espacio físico diez veces mayor, las impresiones analógicas consumen un promedio de 80 a 200 litros de agua por kilogramo de tela impresa, mientras que la impresión digital con tinta pigmentada usa solo dos litros. Al reducir el consumo de agua, también se reduce el volumen de aguas residuales enviadas a las plantas de tratamiento y, en consecuencia, las emisiones de carbono (alrededor del 40%) que se liberan en los procesos de limpieza de estas aguas.

Además de promover la sostenibilidad, la impresión textil digital combina tres factores esenciales para las industrias: ahorro de costos, reducción de tiempo y mejora de la calidad. Este tipo de tecnología ayuda a promover la innovación en el sector, ya que ofrece una amplia posibilidad de diseño e impresión de imágenes en alta resolución en todo tipo de materiales.

Sobre las opciones de empresas que ya ofrecen este tipo de productos a gran escala, están Epson o Hewlett Packard. Esta primera incluso abrió hace unas semanas un centro de impresión enfocado en este tema en Brasil, donde la compañía busca generar un menor impacto ambiental en la región.

Dentro de las virtudes de este tipo de impresión es que además las pruebas de color o de estampado son también más rápidas de hacer, pues se optimizan los procesos logísticos.