Tecnología

La cuarentena democratizó los pagos móviles, pero CoDi no se conoce

La cuarentena democratizó los pagos móviles, pero CoDi no se conoce
La cuarentena elevó la adopción del eCommerce en niveles socioeconómicos medios y bajos gracias a la variedad de medios de pago, aunque alternativas como CoDi, continúan sin despegar.

En los últimos meses el distanciamiento social ha hecho que cada vez más personas en México prueben el comercio electrónico para ir al súper o adquirir diversos bienes y servicios; sin embargo, uno de los factores que ha catalizado dicha adopción es una mayor oferta de métodos de pago en el comercio digital; apenas 36.9% de los mexicanos cuentan con una tarjeta de crédito o débito, según datos de Banxico.

Datos de la consultora Nielsen indican que ante una mayor oferta de métodos de pago aceptados online, los niveles socioeconómicos (NSE) medio y bajo han crecido su preferencia por comprar en línea.

“El shopper digital ha empezado un proceso de democratización. Este formato de comercio (electrónico) era de NSE altos y medios sobre todo por el tema de la poca bancarización en México; sin embargo, la diversificación de métodos de pago ha hecho que más nivel medio, e incluso ahora el bajo, empiecen a adoptar todo este tema de eCommerce”, dijo Paulina Ortíz, manager asociada de eCommerce en Nielsen a Expansión.

Ortiz mencionó que durante este periodo de confinamiento, por el COVID-19, la variedad de métodos de pago no digitales al 100% se han vuelto un motor para una mayor adopción de la tendencia. Además el pago en efectivo contra entrega, tarjeta prepagadas o los pagos en tienda de conveniencia se han posicionado como algunas de las opciones favoritas, aunque son offline, éstos prevalecen en el eCommerce nacional.

En el NSE alto, el uso de efectivo para comprar en digital es de 16%, mientras que en el medio es de 24% y en el NSE bajo es de 48%, según datos de Nielsen.

Ortíz incluso mencionó que en apps como UberEats o Didi Food, de entrega de comida a domicilio, aunque el pedido se haga vía web o app, en más frecuente que el pago se haga en efectivo contra entrega.

Y es que, si bien la democratización de estos métodos se ha dado de forma paulatina, Ortíz destaca que aún hace falta más y mejor comunicación por parte de los bancos, el gobierno y las tiendas ante el abanico de opciones de pagos digitales que existen y de los beneficios que traen. Aunado a los beneficios financieros, no tener contacto con dinero en efectivo es un asunto de higiene.

En México una de las razones por las que no se usa mayor diversidad de pagos, además de la baja bancarización, es también por falta de conocimiento de la oferta.

“Un shopper conoce alrededor de tres o cuatro métodos de pago”, dijo la analista.

Uno de los métodos de pago más recientemente empujado por las autoridade en el país, y del que aún se ve poca tracción son los códigos QR o Codi, estándar que incluso fue lanzado de la mano de Banco de México en 2019.

“Pensando en lo que hemos visto en países como China es un proceso de evangelización al mismo consumidor. Sabemos que existe pero no se ocupa y requiere más comunicación e información por parte de las tiendas y las instituciones bancarias y que como consumidores también aprendamos a usarlo”, dijo.

China es uno de los países en los que más se usa esta oferta y pasó de representar el 35% de uso general, en 2015, a 79% de uso general en 2019, con la firma Tencent y la app WeChat como líderes del mercado, según datos oficiales.

Actualmente, al comprar en línea, tener una variedad de métodos de pago influye directamente en la compra del producto, pues según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) referente a cómo compraron durante el último Hot Sale, para 80% de los internautas que haya más variedad de pagos es un factor decisivo en la compra; 27% deciden abandonar si no hay su forma de pago favorita.