Tecnología

Este 'Airbnb de oficinas' puede ser una alternativa para los negocios

Este 'Airbnb de oficinas' puede ser una alternativa para los negocios
La plataforma Everywhere Office trabaja como un Airbnb de oficinas, que a diferencia de modelos de negocio como WeWork trabaja con contratos mensuales.

Everywhere Office es algo así como un Airbnb pero de oficinas, pues su modelo de negocio se basa en encontrar espacios ociosos dentro de edificios corporativos que pueden ser ocupados por otras empresas y con quienes se establece un acuerdo de operación mes con mes.

“El modelo como tal nació hace unos años y a diferencia de otros modelos la idea es buscar oficinas que tengan espacios ociosos para colocar nuevas oficinas ahí y que ambos negocios puedan convivir, esto ayuda a que la empresa que renta tenga un ingreso extra y a que la oficina que renta pueda tener un espacio en uno de los puntos de la Ciudad de México con mayor demanda sin tener que invertir una cantidad abrumadora de capital”, indicó a Expansión, Gerardo Vallarta, cofundador de The Everywhere Office (TEO).

Sin embargo el reto que planteó la reciente emergencia sanitaria en el país por coronavirus (COVID-19) hizo que el modelo tuviera algunos retos extra, pues más allá del cierre de oficinas, muchos de sus usuarios no sabían si iban a seguir rentando y otros más no querían perder el espacio que ya habían rentado.

“Llevamos con TEO pero ahorita, con el tema del aislamiento y con el fin de no perder nuestro espacio, que es una oficina que está en Reforma, los chicos de TEO se acercaron con nosotros y nos dijeron que podíamos llegar a un acuerdo con la dueña de la oficina para reducir la tarifa de este mes, lo que nos ha permitido seguir rentando y permite liquidez a quien renta”, indicó Miguel Verduzco, cofundador de Lite Organization, una empresa enfocada en brindar consultoría logística a empresas y quienes llevan alrededor de un año y medio en este esquema de renta mensual con TEO.

De acuerdo con Verduzco, las ventajas de usar este tipo de espacios difiere de lo que hacen otros coworkings, pues se mantiene un contrato mensual y hay posibilidad de contratar no por metro cuadrado, sino por persona, lo que hace que la inversión sea acorde a las necesidades que los clientes tienen mes con mes.

“Dependiendo de los proyectos o de la carga de trabajo que tenemos podemos requerir de más espacio o menos, por lo que poder modificar este tipo de detalles ha sido ventaja a lo largo de los meses que hemos trabajado con TEO”, puntualizó Verduzco.

Si bien Vallarta admite que estos últimos meses han sido un reto para mantener a flote la operación de TEO, también ha visto que el modelo sigue dando fluidez a los negocios que rentan sus oficinas, y a quienes arriendan, no les impacta de la misma manera como les hubiera afectado si hubieran tenido una renta completa o un contrato anual.

Te invitamos a escuchar nuestro podcast

“Ahorita el negocio quedó casi detenido porque no hay nuevos contratos, tenemos 30 oficinas en la CDMX y otras 10 que ya están listas pero que no se han podido colocar. En el caso de WeWork es una empresa de real estate y eso los obliga a pagar una renta mes a mes, en nuestro caso no es así por lo que lo que hemos hecho es re acordar la suscripción”, dijo Verduzco.

¿Realmente necesitamos una oficina?

El arrendamiento de espacios de oficina y coworkings son el tipo de negocios que mayor impacto ha tenido alrededor del mundo, prueba de ello es lo que ha pasado con WeWork.

La firma de trabajo colaborativo dijo que despedirá a alrededor de 2,400 empleados a nivel global, ya que busca recortar drásticamente los costos y estabilizar su negocio, luego de pasar de tener la simpatía de Wall Street a ser un paria en cuestión de semanas.

Este verano, WeWork parecía dirigirse hacia una valiosa oferta pública inicial. La startup había acumulado más de 10,000 millones de dólares en compromisos de parte de SoftBank. Pero inversionistas públicos despreciaron a la compañía, que perdió 900 millones de dólares en el primer semestre de este año, justo a causa de las medidas de confinamiento, por COVID-19.