Tecnología

Estas tres apps abren el abanico de servicios online para Pymes

Estas tres apps abren el abanico de servicios online para Pymes
Savorly, Womm Delivery y Dostavista se han vuelto aplicaciones de cajón para muchos pequeños y medianos comercios en el país.

Cocineros, tamaleros, puestos de comida callejera y empresas que requieren hacer envíos son la oportunidad de negocio que han encontrado estas tres aplicaciones, las cuales han crecido gracias a COVID-19 y debido al éxito han buscado migrar a nuevas soluciones, que sigan siendo asequibles para las pymes.

“Estamos creciendo en más zonas de la Ciudad de México, y por ello es que estamos buscando que no sólo los cocineros nos consideren como una opción más para seguir aprendiendo, de hecho cerramos una alianza con Nestlé Professionals con quienes todos los cocineros de Savorly podrán seguir cinco módulos de capacitación enfocados desde el manejo de una cocina hasta la elaboración de platillos y presentación de los mismos”, dijo a Expansión, Bernardo Islas, director general de Savorly.

La aplicación se ha enfocado en vender comida casera de parte de cocineros que a diario suben su menú y por el servicio pagan una comisión del 20% pero que a cambio muchos cocineros pueden vender a diario sus platillos. La popularidad de la empresa ha crecido gracias a que muchos cocineros han buscado ser rentables a través de la venta online de comida y en muchos casos se trata de cocineros que no tienen un negocio en sí, por lo que las ganancias son mayores.

Savorly espera que el crecimiento siga y éste se apoye de las inversiones que tendrán en el siguiente año.

“Tenemos inversionistas ángeles que están en California, Estados Unidos, esperamos que para el próximo año abramos en serie A de inversión, esperamos traer un fondo entre 3 y 5 millones de dólares para México y Latinoamérica con el fin de crecer en cinco ciudades de la República, buscamos que sean ciudades donde el factor de moverse a casa a comer sea retador y donde podamos dar un servicio diferenciado”, precisó Islas.

En el caso de Dostavista, empresa de origen ruso que llegó a México hace unos años, en los últimos meses el crecimiento ha sido notorio por tratarse de una solución que resuelve el tema de la última milla.

“Crecimos tres veces en un lapso de dos semanas y hemos crecido cuatro veces con respecto al tamaño que teníamos cuando empezó la cuarentena. El modelo de negocio es B2B y B2C y tenemos verticales variadas, tenemos dos principales la de entrega exprés y tenemos otros servicio para operar con eCommerce, donde trabajamos por ejemplo con Gandhi, y estamos abriendo una tercer vertical más enfocada a la entrega de comida”, dijo a Expansión, Iñaqui de la Pena, director de Dostavista en México.

La empresa trabaja con empresas como Petco o Gandhi pero también con comercios más pequeños que requieran hacer entrega de paquetes.

En el caso de Womm Delivery, se trata de una aplicación que trabaja sobre el WhatsApp tradicional y permite a los pequeños comercios, o personas con actividad comercial, crear una tienda online para tomar pedidos de sus clientes y hacer transacciones de compra-venta.

La plataforma cobra una cuota de operación de $10 pesos por transacciones mayores a $250 pesos e integra una base de datos con hábitos de consumo de los clientes con lo cual el comerciante puede hacer promociones para quienes sean más leales a su negocio.

“En compras menores a ese costo no cobramos comisión pues se trata de una forma de reactivar la economía de los pequeños locales. Si una señora vende tres gorditas y por esta venta genera una ganancia de 100 pesos el hecho de que le cobre 10 pesos le representa una merma en su ganancia muy significativa”, indicó Fernando Ruíz, desarrollador de Womm Delivery.