Tecnología

El Galaxy M31, ¿cumple con ser el smartphone ideal para el encierro?

El Galaxy M31, ¿cumple con ser el smartphone ideal para el encierro?
Este equipo pertenece a la gama media, donde tiene un mercado voraz incluso dentro de Samsung, sin embargo el M31 busca un espacio con su poderosa batería.

En el encierro o aislamiento, que varios siguen respetando por la cuarentena de COVID-19, las prioridades en torno al smartphone con el que convivimos cambian, pues aunque nos siguen pareciendo atractivas las fotos que podemos tomar al interior, la prioridad por tener más tiempo de batería, carga rápida garantizada y el acceso a distintas aplicaciones, sin que el equipo se trabe, suben en la escala de prioridades.

El Galaxy M31 fue lanzado en mayo de este año con el objetivo de ser el smartphone ideal para la cuarentena, presentando dos cartas para este objetivo: su batería de 6,000 mAh y la posibilidad de comprar el equipo por Amazon o las tiendas de Samsung en línea.

Los objetivos se cumplen con creces, pues el uso rudo al que sometí el equipo, usando redes sociales, editando textos, haciendo grabaciones, tomando videos y estando al tanto de la mensajería del trabajo y la personal lograron que el equipo trabajará sin problemas por día y medio, sin necesidad de conectarlo a cargar.

Aunque la venta en línea no fue una experiencia que haya tenido, porque el equipo fue de préstamo, los comentarios que se pueden encontrar en Amazon indican que en su mayoría el equipo cumplió con las expectativas de quienes lo adquirieron.

Fortaleza, la batería

La característica estrella del Galaxy M31 está en su batería de 6,000 mAh, que permite que estés con pila hasta por día y medio con un uso constante y que, en caso de que no seas un usuario tan activo, te puede durar una sola carga hasta dos días, aspecto que se agradece mucho en el encierro, pues la interacción con los celulares es mayor.

En este sentido el equipo cumple su objetivo aunque hay algo en lo que debe trabajar y esto es en su carga rápida. Si bien no es a diario que debas cargar el equipo, el tiempo de carga al cien puede demorar hasta hora y media.

La sorpresa, la cámara

Aunque la batería es la estrella de este equipo, la cámara no lo hace nada mal.

Tiene una cámara principal de 64 MP que se complementa con un lente gran angular de 8MP, además de uno de profundidad de 5MP y un macro también de 5MP que hacen una labor en el primer plano bastante destacada. Su cámara delantera es de 32 MP que utiliza Live Focus, un sistema que desenfoca levemente el fondo para crear un efecto bokeh bastante bueno. Dentro de las características que esperaba de este equipo, las cámaras fueron una sorpresa, pues hacen una labor competitiva con respecto a otros equipos de la misma gama, como el Galaxy A51, que aunque tiene un precio y características similares, su cámara es menos poderosa.

¿Qué son los bots y por qué son relevantes para la política?

Lo estándar, el diseño

El equipo tiene una pantalla Infinity-U de 6.4 pulgadas AMOLED que ofrece colores y brillo ideales para jugar o ver películas, y aunque la configuración de fábrica trae una calibración de brillo muy alta, para optimizar su desempeño lo ideal es que elijas un brillo menor que no te ciegue al momento de consultar el equipo cuando estás despertando.

La pantalla se complementa con un diseño curvo 2.5D y un acabado brillante que está disponible en tres colores: negro, rojo y azul, sin embargo algo que puedo decir que no me gustó fue el acabado, pues el cuerpo está hecho de plástico y tiene un acabado glossy que le da un toque más infantil. En peso podría parecer un poco menor a la media de la gama pues alcanza los 191 gramos.

En la parte trasera destacan los cuatro lentes y flash de la cámara del equipo, que a decir verdad resaltan sin ser molestos a nivel estético. El M31 mantiene entrada de audífonos jack y tiene entrada USB-C para cargar y transmitir archivos, algo aún usual en esta gama de equipos.

Conclusiones

Aunque el equipo cumple en general con lo que promete, el mercado en este segmento de celulares es muy competitivo y aunque se trata de un equipo bueno, tiene dos retos: tiene una carcasa plástica que disminuye su valor estético y cuesta 7,999, que aunque se mantiene en el rango puede hacer que piensen dos veces los usuarios si adquirir éste o un equipo similar pero de marcas como Xiaomi o Motorola, que les entregarán equipos más competitivos.