Salud

Científicos descubren la CURA para la DIABETES tipo 1 en ratones

Científicos descubren la CURA para la DIABETES tipo 1 en ratones

La diabetes es una de las enfermedades que más afecta a los humanos en la actualidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la fecha suman 422 millones de adultos con este padecimiento en todo el planeta, es decir, una de cada 11 personas. Esta preocupante situación pronto podría resolverse gracias a investigadores de Estados Unidos que afirman haber encontrado una cura.

De acuerdo con un estudio publicado recientemente en la revista Nature Biotechnology, científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis, lograron curar la diabetes tipo 1 en ratones por primera vez en la historia.

¿Cómo se logró este avance científico histórico?

Para lograrlo, convirtieron células madre humanas, específicamente las pluripotentes inducidas (IPSCs), que pueden tomar diversas formas, en células capaces de producir insulina, una hormona que los diabéticos no pueden producir en suficiente cantidad para controlar su nivel de azúcar en la sangre.

Los investigadores utilizaron esas células para generar células beta pancreáticas que secretan insulina y posteriormente las infundieron en ratones diabéticos.

Al cabo de unos días, los animales lograron estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre, al grado que quedaron "curados funcionalmente" de la enfermedad durante al menos nueve meses y hasta más de un año en algunos ratones.

Las células IPSCs lograron revertir la diabetes "muy severa"

Jeffrey R. Millman, investigador principal del estudio destacó que los ratones tenían diabetes muy severa, con lecturas de azúcar en sangre de más de 500 miligramos por decilitro de sangre, niveles que podrían ser fatales para una persona.

“Cuando le dimos a los ratones las células secretoras de insulina, en 2 semanas sus niveles de glucosa en sangre volvieron a la normalidad”.Jeffrey R. Millman, investigador principal del estudio.

Aunque estos resultados fueron obtenidos en ratones, los científicos consideran que representan un gran avance en la búsqueda de una cura para la diabetes en seres humanos.