Salud

Bronquiolitis, otro VIRUS sin VACUNA del que hay que estar PREVENIDOS

Bronquiolitis, otro VIRUS sin VACUNA del que hay que estar PREVENIDOS

La Asociación Civil Red de Familias Prematuras de Buenos Aires, Argentina, advierte sobre otra enfermedad de fácil contagio que se transmite de persona a persona por el contacto directo con secreciones nasales y que afecta principalmente a la mayoría de los niños menores de dos años: la bronquiolitis.

Alerta Bronquiolitis es una campaña de prevención que responde varias preguntas alrededor del virus, cómo qué es, cuáles son sus síntomas, puede curarse o no, pues se trata de una infección sin vacuna, y cómo prevenirlo.

Este virus en el tracto respiratorio inferior podría presentarse en todos lactantes y niños pequeños y es por este motivo que se llama a estar prevenidos dado que tienen entre cuatro y cinco veces más probabilidades de necesitar hospitalización. En cuanto al grupo de mayor riesgo: estos son los bebés nacidos prematuros, con afecciones pulmonares y los niños con cardiopatías congénitas.

"Como no existe una vacuna para los virus que causan habitualmente cuadros respiratorios, excepto para el de la gripe, y la circulación del VSR es muy intensa, la mayoría de los menores de dos años habrán enfermado de bronquiolitis antes de cumplir esa edad", explica el jefe de División Neonatología del Hospital "R. Sardá", Claudio Solana.

Una de las medidas que no deben olvidarse y reforzar más es la inmunización pasiva para los grupos de riesgo mediante la administración de anticuerpos específicos para el VSR (Virus Sincicial Respiratorio), denominados científicamente anticuerpos monoclonales, durante la época estacional de circulación del virus que va de abril a septiembre.

Los principales factores riesgo, signos y síntomas a los que debemos estar atentos para consultar con el pediatra, son:

- Mucosidad nasal

- Tos, catarro

- Respiración más rápida y aumento de tos

- Respiración ruidosa con silbidos

- El niño se agita fácilmente

- Hundimiento de las costillas al respirar

- Dificultad para alimentarse o para conciliar el sueño

- Piel azulada o muy pálida

- Fiebre con temperatura mayor a 38°C

Las recomendaciones generales para reducir la exposición a la bronquiolitis son:

- Lavarse las manos con agua y jabón

- Usar alcohol en gel

- Mantener al niño alejado de personas que estén enfermas, con resfrío, fiebre y el contacto con objetos contaminados (juguetes, por ejemplo)

- No llevar a los chicos a lugares cerrados con mucha gente

- Ventilar los ambientes

- No enviar al niño a la guardería en los primeros meses de vida, de ser posible.

- Evitar el humo, en especial del tabaco que aumenta la posibilidad de enfermar

- Mantener la lactancia materna en forma prolongada

- Tener el calendario de vacunación completo