Política

Pese a pandemia, ningún maestro ha sido despedido: SNTE

Pese a pandemia, ningún maestro ha sido despedido: SNTE

El secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, aseguró que pese a la pandemia por covid-19 y la crisis económica ningún maestro ha sido despedido en el país y se mantienen íntegros el salario, prestaciones y seguridad social.

“Los maestros tienen certeza laboral, situación que les permite y motiva a dedicar el ciento por ciento de sus capacidades a la continuidad de la educación. Todos los maestros de educación pública conservan íntegro su salario, prestaciones y seguridad social, no tenemos ningún despido”, recalcó.
Te recomendamos: Manual Braille debe estar enfocado a padres y maestros: INEA

Al participar en uno de los seminarios virtuales que ha organizado la Internacional de la Educación (IE), con motivo de las afectaciones del covid-19 en el sector educativo, el dirigente resaltó el desempeño de los docentes mexicanos, aun en la crisis sanitaria.

Cepeda Salas, integrante del Consejo Ejecutivo de la IE, dijo que el SNTE, a pesar del receso escolar, mantiene la atención a sus agremiados y contribuye a la búsqueda de mejores condiciones para el próximo ciclo escolar.

Recordó que el sindicato realiza una encuesta a nivel nacional para conocer la situación de cada una de las escuelas y de su personal, con el objetivo de tomar las medidas más adecuadas.

En un comunicado, el SNTE informó que durante la conferencia de la IE, si bien los ponentes coincidieron en que ninguna tecnología puede sustituir la interacción personal entre alumnos y maestros, condicionaron el regreso presencial a clases hasta que se encuentre controlada la enfermedad.

Mientras tanto, advirtieron la necesidad de redoblar esfuerzos para que la educación a distancia llegue a un mayor número de estudiantes. En este sentido, propusieron aumentar la conectividad y hacer del internet un derecho y un bien público, con lo que se reduciría la brecha digital.

Otra recomendación fue la regularización del trabajo en línea, en la que se tome en cuenta la situación de género, ya que en Latinoamérica y en particular en México, la mayoría de docentes son mujeres, quienes duplicaron o triplicaron sus jornadas, al atender labores de enseñanza, responsabilidades del hogar y brindar apoyo escolar a sus hijos, que también recibían clases vía internet, televisión o radio.