Política

Dos Bocas: alertan a Pemex por impactos ambientales en refinería

Dos Bocas: alertan a Pemex por impactos ambientales en refinería

En el Resolutivo de Impacto Ambiental para la construcción de la refinería de Dos Bocas, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) señaló que no se prevén mayores impactos ambientales, pero advirtió a Pemex que "existe la probabilidad de presentarse un evento no deseado en materia de riesgo ambiental", por lo que le exige implementar una serie de medidas para minimizar los impactos en Paraíso, Tabasco, revela el documento elaborado por la Dirección General de Gestión de Procesos Industriales (DGPPI), al que Milenio tuvo acceso.

"El regulado (Pemex) señaló que es poco probable que dichos eventos se presenten. No obstante se aplicarán una serie de medidas encaminadas a minimizar la probabilidad de ocurrencia de los eventos antes señalados", indica el resolutivo.

Al considerar que Tabasco es vulnerable a los impactos del cambio climático, con efectos como inundaciones, variaciones en la línea de costa e incremento de la temperatura, Pemex determinó construir la plataforma de la refinería con un desplante de tres metros sobre el nivel medio del mar, "por lo cual dicha medida asegura evitar la inundación del polígono en dónde se construirá el proyecto". La ASEA, le exige demostrar que el desplante no provocará inundaciones en las zonas aledañas.

Además, Pemex debe presentar al municipio de Paraíso el Estudio de Riesgo Ambiental con los radios potenciales de afectación; identificar peligros y evaluación de riesgos que permita establecer con precisión los escenarios de riesgo y verificar la existencia de sistemas de seguridad y medidas preventivas.

La ASEA destaca que su resolución no constituye un permiso o autorización de inicio de obras, ya que las mismas son competencia de las instancias municipales; además de que el documento, no reconoce o valida la legítima propiedad o tenencia de la tierra. La resolución es vigente por tres años para la preparación del sitio y construcción, y por 20 años para la etapa de operación y mantenimiento.

"Es obligación del regulado (Pemex) contar de manera previa al inicio de cualquier actividad relacionada con el proyecto, con la totalidad de los permisos, licencias, autorizaciones entre otras: Dictamen Técnico emitido por una Unidad de Verificación acreditada y aprobada en materia de Gas Natural".

También, destaca que la resolución no exime a Pemex de tramitar y obtener la autorización correspondiente para el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, ya que Pemex prevé remover 131 hectáreas de vegetación natural para instalar la refinería.

La autorización, condicionada a 18 puntos, es válida únicamente para las 17 plantas de proceso que componen la refinería, pero debido a que la infraestructura externa para suministro de crudo y desalojo de productos terminados serán realizados por terceros, también deberán también presentar sus trámites de Manifestación de Impacto Ambiental, destaca el resolutivo.

Se trata de: Oleoducto para el suministro de crudo; gasoducto para el suministro de gas natural; infraestructura para el suministro de agua cruda; tratamiento de aguas municipales; interconexión y sincronización con la red eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad; infraestructura ferroviaria para el suministro de catalizadores y el desalojo de productos como el coque y azufre; muelle; integración con vías de comunicación como carretera y derechos de vía.

Asimismo, la ASEA obliga a Pemex a presentar a contratar un instrumento de garantías que aseguren debido cumplimiento de las condicionantes, que en los lugares donde existan especies de flora y fauna silvestre, así como en los lugares donde se lleven a cabo actividades consideradas altamente riesgosas. Una vez iniciada la operación del proyecto Pemex debe obtener un seguro de riesgo ambiental.

AE