Política

Cáncer de pulmón. Se eleva mortalidad en México

Cáncer de pulmón. Se eleva mortalidad en México

En México, 7 mil 800 personas fallecen por cáncer de pulmón y se espera un incremento de 11 por ciento en 2021, es decir, 858 decesos adicionales, informó Yolanda Bautista, oncologa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El 75 por ciento desarrolla cáncer de pulmón por tabaquismo y el resto por exposición a leña quemada, asbesto, antecedentes de tuberculosis, fibrosis en el órgano, incluso por contaminación ambiental.

En conferencia de prensa, la especialista explicó que durante la pandemia de covid-19 aún no contabilizan si ese número de decesos se elevó ante la imposibilidad de acceder a un diagnóstico y tratamiento, pero sin duda cuando se analicen las estadísticas estas reflejarán una mayor prevalencia.

Por ello, destacó la importancia de incluir dentro de las herramientas de detección la biopsia líquida, basada en una toma de sangre, ya que la tradicional, en la que se toma parte del tejido, tiene un nivel de complejidad que puede alterar los datos.

En el Día Mundial del Cáncer de Pulmón, precisó que en el país se ha convertido en la primera causa de muerte por cáncer, ya que 60 por ciento de los casos se detecta en etapas avanzadas, cuando ya hay metástasis.

De acuerdo con estimaciones del Global Cancer Observatory, para 2021 tanto la incidencia como las muertes derivadas de este padecimiento se incrementarán más de 11 por ciento en el país, esto en comparación con cifras obtenidas en 2018. Sin embargo, aunque el panorama podría parecer poco alentador, se han desarrollado nuevas alternativas que contribuyen a una detección más efectiva, lo que se traduce en una mayor calidad de vida para los pacientes.

“Hoy en día la innovación en el campo de la oncología y en la medicina de precisión, con base en el análisis del perfil genómico de los pacientes, nos permite conocer las debilidades de cada tumor y detectar miles de mutaciones de un solo tipo de cáncer, así puede indicarse un tratamiento personalizado a los pacientes por medio de combinaciones terapéuticas, inmunoterapias o con monoterapias para contribuir a una mayor sobrevida”, indicó Isabela Rivas, dirigente médico de cáncer de pulmón para Roche.

La biopsia líquida, abundó, permite un seguimiento no invasivo de la evolución del padecimiento a lo largo del tiempo y ajustar el tratamiento, “esta tecnología brinda una gran cantidad de datos en manos de los médicos, facilitando sus decisiones y permitiéndoles implementar la mejor opción para cada individuo”.

Un claro ejemplo de la evolución en materia de tratamientos son moléculas como atezolizumab que restauran la capacidad del sistema inmune y hace frente a este padecimiento.

La adhesión al tratamiento completo brinda un beneficio significativo de sobrevida global para los pacientes con cáncer de pulmón. En el caso de alectinib se ha demostrado que puede detener, retardar o reducir hasta cuatro veces el avance del cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) ALK+ en el sistema nervioso central, órgano donde suele esparcirse la enfermedad.