Política

Acusan omisión para ley de mota medicinal

Acusan omisión para ley de mota medicinal

El amparo que concedió la Suprema Corte de Justicia (SCJN) a un menor con diagnóstico de epilepsia, en el que se ordena al gobierno federal emitir un reglamento claro y explícito sobre el uso terapéutico de la mariguana y sus derivados, puede quedar en “letra muerta ante la falta de voluntad política de esta administración por cumplir con las reformas a la Ley General de Salud de 2017”, sostuvo Raúl Elizalde, presidente de HempsMeds México.

La Secretaría de Salud (Ssa) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) han sido omisas de sacar esta regulación a pesar de que el 20 de junio de 2017 entró en vigor un decreto que reformó disposiciones de dicha ley para regular el uso de la cannabis y sus derivados, entre ellos el tetrahidrocannabinol (THC).

La SCJN concedió ahora un plazo de 180 días para que la Cofepris y las secretarías de Salud, de Economía y de Agricultura y Desarrollo Rural trabajen conjuntamente en la elaboración de un reglamento armónico que permita eliminar los aranceles a la importación de la semilla de la mariguana, permitir su cosecha y el autocultivo en el país, y su venta y consumo con fines terapéuticos y de investigación, sin excluir el uso industrial.

Con excepción de la Ssa, aseguró el también padre de la niña Graciela, quien padece de una forma grave de epilepsia, ninguna otra dependencia ha fijado una postura, lo que resulta grave.

Esta situación, advirtió, puede derivar en que “hagan una regulación a modo, a medias, que beneficie a la industria farmacéutica sabiendo sus altos costos” o quede en “letra muerta”, pues aunque se han ganado amparos para el autoconsumo, es fecha en la que no pueden importar la mariguana, “no están ejerciendo su derecho legal”.

“Es increíble que la Corte deba obligar a la Ssa a que cumpla con una parte de esta reglamentación dirigida al uso terapéutico, pero resulta grave el silencio de (las secretarías de) Economía y Agricultura que son claves para la siembra, ingreso y vigilancia de la semilla, de legalizar el autocultivo efectuado por familias con pacientes enfermos, como sucedió con la mamá de Carlitos”, aclaró.

Elizalde lamentó que la Secretaría de Salud desde diciembre de 2017 no presentara el reglamento, como recomendó la Comisión Federal de Mejora Regulatoria.

“Nos preocupa que se pretenda hacer una regulación ignorando el uso industrial, previsto en el artículo 245, fracción V, para comercializar suplementos alimenticios, bebidas, fibra, biocombustibles, construcción y ciertos textiles”, señaló Elizalde.

Dijo que esperan que con esta decisión de la SCJN se elabore un reglamento que beneficie a los pacientes y a la industria mexicana en general, “no sólo al sector farmacéutico, limitando los beneficios que pudiera traer el cáñamo en la alimentación”.

Resaltó la necesidad de diferenciar a la mariguana del cáñamo de mariguana y establecer cuánto contenido de THC requiere cada paciente.

CLAVES

ANTECEDENTE

Tras un año de litigio, los padres de la niña Graciela Elizalde obtuvieron en agosto de 2016 un amparo para importar medicina con cannabidiol.

EL PADECIMIENTO

La niña, quien actualmente tiene 12 años, padece el síndrome de Lennox-Gastaut, que es una forma grave de epilepsia.

LA GRAVEDAD

Según el expediente clínico, antes de ser tratada con el medicamento derivado de la mariguana, Grace, como le llaman, sufría cada día de 400 episodios de convulsiones.