Opinión

Piensa positivo y actúa con estrategias poderosas

Piensa positivo y actúa con estrategias poderosas
Para lograr cualquier meta en tu vida vas a requerir de estas dos técnicas: una mentalidad positiva y un buen plan de acción, considera Daniella Cano.

(Expansión) – Hoy en día estamos viviendo una situación de muchos cambios e incertidumbre, por lo que es normal que nos sintamos agobiados y frustrados porque la programación natural de nuestro cerebro nos dice que el cambio o lo diferente es peligro, pero no necesariamente es así.

Lo diferente significa aprendizaje y crecimiento, siempre y cuando sepamos quitar la carga emocional a las cosas y accionar para capitalizar cualquier situación.

Y hablando de cómo podemos capitalizar cualquier situación, yo creo que se desglosa en dos pasos: el primero es nuestra mentalidad o psicología, y el segundo paso es nuestra estrategia y plan de acción.

Es imperativo que incluyamos ambas si queremos lograr cualquier objetivo, meta o sueño; incluso debemos de incluir ambas si queremos salir de una situación negativa o que nos está lastimando, es el combo perfecto para que podamos sobreponernos o cumplir con cualquier meta que esté en el horizonte de nuestro futuro.

Lee más

Es necesario tener una buena mentalidad o psicología para lograr lo que te propongas, y ¿a qué me refiero con esto?, debemos tener una mente limpia, estructurada y con muchísima conciencia de nuestros pensamientos, palabras y sentimientos, por lo que la ley de la atracción sirve al 100% como paso número uno, pero es necesario siempre acompañarlo del paso número dos que es una buena estrategia y un plan de acción.

Para lograr tener una buena mentalidad y psicología, primero hay que definir qué componentes forman una buena mentalidad. Uno de los componentes clave es lo que mejor explica la ley de la atracción: parte de la premisa es que el Universo está conformado por vibraciones, pueden ser altas o bajas, y la idea es que estas vibraciones se atraen cuando son similares.

Para simplificarlo un poco, me gusta hacerlo con esta frase “las palabras tienen magia”, lo que te dices a ti mismo y a los demás tiene el poder de afectar tu mundo y tu realidad. Explicando el tema puntual de lo que nos decimos a nosotros mismos lo denomino como el diálogo interno o tren de pensamiento; éste es la conversación que tenemos con nosotros mismos y afecta tanto cómo nos sentimos, cómo vamos a actuar, así como metafísicamente a manifestar las cosas que queremos.

Eso es a lo que se refiere la ley de la atracción, por eso debemos ser implacables con nuestras palabras, porque nos afecta tanto en el momento de motivarnos y hacernos sentir bien como en la parte de manifestar efectivamente cualquier situación a nuestro favor.

Esto se puede entender con un ejemplo muy sencillo y que creo que a todos nos ha pasado y es cuando piensas en alguien que hace mucho no ves y te encuentras a la persona en la calle; este tipo de cosas parecen coincidencias, pero es parte del poder de la manifestación. Ahora, esta manifestación no te va a servir de mucho si no tienes una estrategia y un plan de acción correcta.

Es lo que le digo a mis alumnos todo el tiempo, de nada te va a servir estar en tu casa sentado viendo la televisión diciendo o pensando “quiero ganarme la lotería”, "quiero ganarme la lotería” y no sales a comprar un boleto, así nunca vas a lograrlo, por eso la mentalidad y los buenos pensamientos deben ir acompañados de buenas acciones.

El segundo paso en nuestra estrategia y plan de acción es muy importante, ya que debemos lograr tener una mentalidad positiva y correcta, e identificar cómo vamos a hacer que este sueño o meta que queremos manifestar se haga realidad, empezando por definir específicamente: qué quiero lograr y cuantificarlo, es decir, saber cuánto me voy a tardar o cuánto necesito ahorrar.

OPINIÓN: Una oportunidad para acudir a la lectura, otra cara de la cuarentena

Es importante que siempre cuantifiquemos, ya que lo que no se puede medir, no se puede mejorar, después veamos qué recursos tienes para lograr esta meta y qué recursos necesitas adquirir, estos pueden ser físicos, emocionales o de conocimiento.

Y por último, establecer pequeñas acciones todos los días para que te acerques a lograr tu objetivo, pregúntate siempre “¿esta acción me está acercando a lograr mi meta?” Si la respuesta es sí, están progresando y el progreso iguala a la felicidad.

En conclusión, para lograr cualquier meta en tu vida vas a requerir de estas dos técnicas: una mentalidad positiva y un buen plan de acción. Es importante que sepamos que todos los recursos necesarios para alcanzar nuestros objetivos están en nosotros mismos, y mientras seamos conscientes de eso, más fácil y rápido lograremos todo lo que nos propongamos.

Nota del editor: Daniella Cano es CEO y Fundadora de Colormind. Síguela en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión