Opinión

Lo que el T-MEC olvidó

Lo que el T-MEC olvidó
¿Por qué no se le dedicó mayor importancia en un tratado regional? Este vacío permite que las marcas chinas e indias continúen ganando mercado en México, opina Ana Graciela Rodríguez.

(Expansión) – Hace 26 años, México en conjunto con Estados Unidos y Canadá comenzaron una relación que fue más allá de los temas diplomáticos, ya que se estableció la integración económica de los tres países para hacer de América del Norte una región próspera. Después de casi tres décadas de intercambio comercial, debido a las presiones de Donald Trump, fue necesario replantear la vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para dar paso al T-MEC.

No olvidemos que los acuerdos comerciales son herramientas de gran valor para cualquiera que los ponga en práctica, sean naciones, empresas o individuos. Lograr un acuerdo comercial regional en tres de las más grandes economías americanas es organizar a 454.4 millones de habitantes para el bien común y para cada mandatario cumplir con los compromisos del cargo de desempeñan.

Por esta razón, no es de sorprender que las negociaciones para la renovación del tratado hayan tomado alrededor de dos años para su firma; además, antes de su puesta en marcha se promovió y logró una revisión al contenido con el fin de mejorarlo aún más, al menos eso fue lo que se difundió en todos lados.

De manera repetitiva observo cómo se enarbolan los nuevos capítulos que contiene el T-MEC, muchos son citados como los beneficios que el nuevo tratado trae consigo para México. A los que se les da mayor relevancia son:

Administración aduanera y facilitación comercialAgriculturaTransparencia farmacéuticos y dispositivos médicosAnticorrupciónAspectos legales e institucionalesBuenas prácticas regulatoriasComercio digitalComercio transfronterizo de serviciosCompetenciaCompetitividadCompras públicasEmpresas propiedad del EstadoEnergíaEntrada temporal de personas de negociosInversiónLaboralMedidas sanitarias y fitosanitariasMedio ambienteObstáculos técnicos al comercioPolítica macroeconómicaProcedimientos de origenPropiedad intelectualPublicación y sdministraciónPymesReglas de origenRemedios comercialesServicios financierosSolución de controversias Estado-EstadoTelecomunicacionesTextiles y prendas de vestirTrato nacional y acceso a mercados

Lee más

Estos puntos son válidos, necesarios e importantes; sin embargo, representan un reto porque los Productos Internos Brutos (PIB) de las tres naciones son poco cercanos: México tiene sólo 1.221 billones de dólares; Estados Unidos, 20.54 billones; Canadá, 1.713, datos de 2018. Esto hace que los mandatarios de los tres países deban orquestar políticas públicas distintas, muestra de ello es la pandemia de COVID-19, ante las cual aplican acciones distintas, apegadas a sus recursos disponibles.

El caso mexicano

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el T-MEC apoyará a la recuperación nuestra economía, pues llegará inversión al país, pero si nos centramos en dos de las principales obras de este sexenio: la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, no observo cómo el T-MEC impulsará estas megaobras.

Según datos de UBiK, existe una fuerte escasez de equipo y maquinaria pesada para esas obras, lo cual impediría que las empresas locales se sumen a estos proyectos, ya que la visión del gobierno es que los proyectos detonen la actividad económica regional, como lo hicieron en la construcción de caminos rurales en Oaxaca, en los que se usó mano de obra local y participación de las comunidades.

En el caso concreto de esos dos mega proyectos en el sureste quiero manifestar que he recibido múltiples solicitudes de empresas para ayudarlos a encontrar los equipos fuera de la región, incluso están dispuestos a trasladarlos desde cualquier otro punto para poder participar en los trabajos, tal como sucedió con el NAICM.

OPINIÓN: ¿Viva el T-MEC? Cuando los mariachis callan

Es así como encuentro que el T-MEC olvidó algunas de las herramientas de un sector clave como es la construcción, quizá un dato que no se sabe es que la antigüedad promedio de la maquinaria es de alrededor de 15 años, la mayoría procedente de Estados Unidos, tanto usada como nueva.

¿Por qué no se le dedicó mayor importancia en un tratado regional? Este vacío permite que las marcas chinas e indias continúen ganando mercado en México; se procuró en mayor medida a la industria automotriz, tanto en componentes como en mano de obra; se impusieron limitaciones estrictas en cuanto a contenido y salarios, pero igual de importante es contar con maquinaria para apuntalar el desarrollo económico de nuestro país.

OPINIÓN: Oportunidades y retos con la entrada en vigor del T-MEC

Los invito a reflexionar y ver más allá de lo que se cacarea del T-MEC.

Nota del editor: Ana Graciela Rodríguez es directora de comercio electrónico en UBiK. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión