Opinión

Informe de gobierno. La economía se hunde

Informe de gobierno. La economía se hunde
La recuperación puede tardar muchos años si no hay un plan claro a seguir. Si las pymes y las empresas cierran, poco se podrá hacer para volver a crear empleo, señala Jorge Sánchez Tello.

(Expansión) – El presidente Andrés Manuel López Obrador dio su informe de gobierno en medio de la mayor crisis económica desde 1932, sin olvidar que estamos en una terrible crisis de salud por COVID-19 y una crisis de inseguridad que cada día va en aumento.

Para enfrentar una crisis primero se debe reconocer que la caída de la economía de México empezó desde el 2019 porque decreció el 0.3, y ya durante los primeros meses del 2020 se confirmó que estábamos en una recesión.

En el segundo trimestre el impacto ha sido durísimo para nuestra economía con una caída del 18.7%; pocos países cayeron tanto, por ejemplo, la de Estados Unidos, que cayó 9.5%. Si lo anualizamos, la caída estadounidense ha sido de -32.9% y la de México -53.2%. Aunque las dos economías son diferentes, en México el golpe al turismo ha sido brutal porque representa el 8% del PIB.

Sin embargo, todo indica que la economía de México ha caído mucho más que la mayoría de los países porque los apoyos fiscales han sido solo del 0.4% del PIB, a diferencia del gobierno de los Estados Unidos, el cual ha tenido un papel muy activo para enfrentar la crisis. Recordemos que estamos en una crisis sin precedentes y se necesitan medidas extraordinarias para hacerles frente.

De todas formas, la deuda en México va a aumentar de forma considerable hasta niveles de alrededor del 60% del PIB y se siguen desperdiciando recursos en Pemex y CFE, donde además se hizo una contrarreforma en pensiones que obligará un mayor pago de sus pensiones con cargo a las finanzas públicas del país.

Lee más

El contexto internacional no va a ayudar mucho porque se espera una recuperación relativamente lenta y habrá que analizar el impacto que tendrá el aumento enorme del déficit fiscal en el mundo, que estará alrededor del 10% del PIB, porque muchos países van a tener problemas por los altos niveles de deuda.

Las tensiones entre Estados y China van a continuar, la disputa por la supremacía económica en este siglo XXI sigue en marcha y los países tendrán que tomar la decisión hacia qué potencia van a apoyar Estados Unidos o China.

Se viene el último cuatrimestre del año y es previsible no solo en México, sino en el resto del mundo, que aumenten las empresas que van a quebrar ante la caída de los ingresos en hogares y empresas, y junto con el aumento de la deuda pública, serán un reto importante para la recuperación económica.

Es urgente tener un acuerdo nacional donde los actores políticos, empresarios y sociedad se pongan de acuerdo para impulsar a la inversión pública y privada, el consumo y todas las actividades esenciales para poder iniciar una reactivación económica. Estamos frente al mayor reto económico en 100 años y se necesitan medidas urgentes, no rollos ni discursos, sino acciones, porque millones de personas están pasando a la pobreza.

El mundo cambió de una forma inesperada y acelerada en unos meses, la recuperación puede tardar muchos años si no hay un plan claro a seguir; si las pymes y empresas cierran, poco se podrá hacer para la recuperación del empleo.

Lee más

¿Y las acciones para la recuperación económica? Si no las hay, México puede enfrentar una seria inestabilidad social. Se debe hacer algo a tiempo.

Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF). Síguelo en LinkedIn y en Twitter. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión