Opinión

¿Exportar o refinar? Dilema en México

¿Exportar o refinar? Dilema en México

- México tiene un dilema hoy día: Exportar más crudo o mandar a refinerías para transformar en combustible ante la falta de producción incremental.

· En enero se registró una comercialización de 1 millón 149,000 barriles diarios, un precio de barril de 51.34 dólares en promedio, dando un ingreso de 1,829 millones de dólares y enviando a refinerías 486,000 barriles para una distribución total de 1 millón 635,000 barriles diarios en promedio.

· En julio exportamos solo 1 millón 4,000 barriles diarios a un precio de barril de 59.08 dólares entrando a la nación 1,839 millones de dólares y enviando a refinería 638,000 barriles (150,000 barriles adicionales respecto a enero).

· En el caso de haber enviado 1 millón 150,000 a exportar tendríamos 300 millones de dólares adicionales para el ingreso del país en julio, y en septiembre eso incrementaría ante un precio de 5 dólares por arriba del colocado en la ley de ingresos en la última semana.

Actualmente no hay crudo para incrementar a un 75% la utilización del sistema nacional de refinación, en caso de poder lograrlo necesitaríamos tener una producción de 2 millones 350,000 barriles, unos 400,000 barriles por arriba de lo propuesto por la SHCP para el 2020.

Quien controla la base del mercado actualmente en México es la SHCP o la Sener que propone la política energética del país la cual a su vez depende de que el mercado tenga los suficientes recursos (sin dinero no hay crecimiento energético). El poder Ejecutivo puede influir pero no determina la tendencia que debe haber en el mercado; al tener que equilibrar entre cubrir la necesidad de la sociedad y mantener un flujo de efectivo circulante en crecimiento.

Ante este dilema ¿Quién manda en la parte energética del país? ¿SHCP, la Secretaria de Energía, PEMEX, CFE, la Cámara de Diputados, el Senado o el poder Ejecutivo?.

En la realidad conceptual de crecimiento económico quien tiene el control es el mercado interno, el cual tiene una necesidad en crecimiento que deberá ser cubierta por parte del dinero inversión pública-privada.

Todo lo anterior es parte fundamental para poder llegar a una meta especifica dentro de un negocio energético de largo plazo por parte de cada una de las partes involucradas. Actualmente no existe una coordinación clara entre lo que requiere el mercado y lo que cada administración pasada, actual y futura necesita para tener una base energética del país por medio de la administración pública.

El plan de negocio de Pemex-CFE depende del dinero disponible que la secretaria pueda otorgar a programas y proyectos de inversión para poder mantener una base operativa y de crecimiento del negocio de cada empresa productiva del estado.

Entonces el incremento del precio del barril es una oportunidad única; ¿quién debe tener la decisión de determinar qué realizaremos dentro del mercado geopolítico, si dejar de ganar dinero por la exportación o mandar a refinar crudo en el sistema nacional?, ¿A quien le conviene, al mercado, o a los ingresos de la nación?.

En México continuamos dependiendo de flujo de efectivo adicional por parte de las remesas, turismo y exportación de crudo.

En los Criterios Generales del presupuesto se indica: En 2020 exportaremos el 58% y el 42% a refinería un esperado de 1 millón 950,000 barriles y en 2025 se mantendrá la tendencia de la misma forma pero con una producción de 2 millones 645,000 barriles diarios, indicando que el sistema nacional de refinación el máximo de utilización alcanzable de acuerdo a la materia prima disponible del 55 a 60%, nunca llegará al 80 o 90% al menos que incrementemos la producción por arriba de 3.5 millones de barriles.

El negocio queda claro para la nación en conformidad con flujo de efectivo adicional: Vender más crudo para exportar y que el consumo de combustible aumente para tener una mayor cantidad de recaudación vía IEPS para poder ayudar a pagar a PEMEX y deuda pública. Pero el problema de perder la oportunidad radica ahora en que la producción esté estable los últimos meses y requiere en forma rápida y urgente incrementar para mantener el envió a refinería y la exportación por medio de incrementar la participación de privados.

¿Qué negocio interesa a la nación?