Opinión

#ElDatoDeLaSemana: Las cifras de empleo formal

#ElDatoDeLaSemana: Las cifras de empleo formal
Es necesario establecer medidas a nivel nacional y estatal que propicien una recuperación rápida de la actividad económica, señala 'México, ¿cómo vamos'.

(Expansión) – El domingo 12 de julio, el IMSS publicó información sobre el número de empleos registrados en el seguro social al cierre de junio 2020. En el mes, el número de empleos formales – aquellos con acceso a seguro social y otros derechos laborales – continuó disminuyendo, aunque la eliminación de 83,311 plazas formales fue menor a la observada en mayo o en abril, cuando desaparecieron más de medio millón de empleos formales.

Así, en los cuatro meses afectados por la crisis a raíz del COVID-19 se han perdido ya 1,113,677 trabajos formales, una cifra histórica que equivale a 6.5 veces la pérdida de empleos observada en 2009, año de la crisis financiera global.

Aunque de marzo a junio la pérdida de empleos ha sido generalizada en todos los estados – ni un solo estado ha incrementado su registro de empleos formales en los cuatro meses de pandemia –, la caída ha sido diferente en cada entidad, reflejando las diferencias en las actividades económicas que predominan en cada región, así como las características de sus respectivos mercados laborales.

Los estados más afectados durante la pandemia han sido Quintana Roo y Baja California Sur, donde el impacto sobre los trabajos formales encaminados al sector turístico y de servicios ha causado que el registro de empleos asegurados ante el IMSS disminuya en (-)24% y (-)11%, respectivamente. Por otra parte, el número de empleos formales en Sinaloa ha caído (-)10% durante la crisis por COVID-19, reflejando una caída fuerte en las plazas del sector agrícola.

Lee más

Sin embargo, la información del IMSS muestra que, en junio, seis estados ya tuvieron incrementos (aunque ligeros) en el número de empleos formales al comparar con los que había registrados en mayo. La capacidad de esos estados para mantener la tendencia en los próximos meses depende no sólo de su éxito en el control de la pandemia, sino también de los apoyos que cada gobierno otorgue a las empresas y los trabajadores.

Notablemente, cuatro de los seis estados que generaron empleos formales durante junio – Baja California, Baja California Sur, Chihuahua y Quintana Roo – son entidades con tasas de informalidad significativamente menores a las del nivel nacional, lo cual indica que sus mercados laborales son menos vulnerables y podrían tener mayor facilidad para una recuperación económica más rápida que la de otras regiones.

A casi cuatro meses del impacto inicial de la pandemia sobre la economía mexicana, las cifras de empleo formal dejan claro que el mercado laboral, y la economía, siguen resintiendo los efectos de la crisis.

Independientemente de la necesidad clara de implementar apoyos suficientes para compensar la caída en los ingresos de gran parte de la población, es necesario también establecer medidas a nivel nacional y estatal que propicien una recuperación rápida de la actividad económica y los empleos en el país.

Será necesario también hacer cambios para facilitar la formalización del empleo, de manera que conforme se vayan recuperando los trabajos, éstos sean de mejor calidad y proporcionen a las personas los derechos y beneficios laborales establecidos en la ley.

Nota del editor: México, ¿como vamos? registra a detalle el crecimiento económico del país. Síguelos en Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión