Opinión

El plan de vuelo de las finanzas

El plan de vuelo de las finanzas
Para despegar un avión debes contar con un plan de vuelo; de la misma forma, para tener finanzas sanas, es fundamental establecer un presupuesto, dice Adolfo Ruiz.

(Expansión) - Hace ya varios años comencé un gran viaje, el de la aviación que sin duda es una profesión muy celosa; requiere preparación, estudio y dedicación constante, aunque también lo he podido llevar a la par de mis responsabilidades dentro de una institución financiera de gran prestigio y crecimiento.

Ello me llevó a comparar las finanzas personales con la industria aeronáutica en las que ambas, necesariamente, requieren disciplina. Para poder despegar un avión, forzosamente debes contar con un plan de vuelo, de la misma forma, para tener finanzas sanas, es fundamental establecer un presupuesto.

Antes si quiera de poder encender motores, es importante completar la inspección interna y externa, desde cosas básicas como ver que el avión esté completo, que a simple vista esté simétrico y que no tenga derrame de fluidos. Ahora, si nosotros pensamos que para llevar finanzas sanas podemos saltarnos partes o no realizar esa misma inspección estamos en un error. Para analizar nuestras entradas y salidas de recursos, tenemos que identificar perfectamente nuestros flujos de efectivo. No basta con ser un experto en el manejo de la tarjeta de crédito para aprovechar el financiamiento que puedo obtener por más de 45 días o meses sin intereses, finanzas sanas es un hábito.

En la aviación todo se realiza con listas que detallan los procedimientos, siempre me dice mi instructor, sin lista no hago nada. El reto para nosotros consiste en establecer nuestras propias listas que permitan sanear nuestras finanzas, ser metódicos e irlas cumpliendo cabalmente. La memoria en estos casos no es la opción, las listas se siguen y se hacen, si me indica frenos de estacionamiento activados, leo y ejecuto, así debería de establecerlo en las finanzas personales, por ejemplo, hoy recibo mi sueldo o tengo ingresos, antes de comenzar a dispersar, debo registrar la entrada y así puedo dar seguimiento a qué hice con los recursos.

En esta primera entrega me gustaría hacer énfasis en el plan de vuelo, que es un documento que contiene toda la información sobre un vuelo proyectado o parte de éste que se somete a las dependencias correspondientes para su conocimiento. Además, aporta la información técnica añadida por el piloto del avión, debe constar el lugar de salida, destino, altitud, velocidad de crucero, entre otras.

Un presupuesto debería contener con gran detalle toda la información necesaria, en primer lugar, para qué necesito elaborarlo, porque puedo prepararlo para mi día a día, un viaje, pago de deuda o porque quiero comenzar un negocio.

Con eso en mente, el lugar de salida será mis recursos actuales, tomando en cuenta que debo destinar un porcentaje al ahorro, otro para mis operaciones cotidianas y en su caso también para el ocio y diversión.

En el destino, deberé señalar qué es lo que busco al establecer el presupuesto, si es para comenzar un negocio, deberé plasmarlo, para que sepa en cuánto tiempo tendré lo suficiente para que pueda aportar la inversión inicial. Lo que en el plan de vuelo se consideraría el tiempo estimado de arribo.

Es importante que identifiquemos los ingresos extra que pudiéramos tener durante el año, para que conozcamos en qué meses tendremos más flujo de efectivo y en su caso en el restante, compensar con esos ingresos, con lo que podríamos hacer el comparativo con la autonomía de combustible de la aeronave que conociendo el tamaño de nuestros tanques y su capacidad podemos saber las horas de vuelo que tenemos, para ir de un destino a otro con seguridad.

Así pues, con estas analogías podremos establecer finanzas sanas siempre y cuando seamos constantes y disciplinados. Teniendo claro de dónde partimos, a dónde vamos y el combustible en los tanques.

Nota del editor: Adolfo Ruiz Guzmán es egresado de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y del MBA por la Universidad Anáhuac Campus Sur. Es piloto privado y realiza sus estudios y prácticas para convertirse en piloto comercial. Actualmente se desempeña como Director de Comunicación y Relaciones Públicas de Grupo Financiero Ve por Más, tiene más de10 años en comunicación del sector financiero. Síguelo en su cuenta @Adolfo_Ruiz_Guz Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión