Opinión

El liderazgo no tiene género

El liderazgo no tiene género
Debemos dejar de estigmatizar más los roles por género y debemos comportarnos de forma humana, apunta Enrique Upton.

(Expansión) – Son pocos los acontecimientos que a escala mundial nos obligan a replantear nuestro modo de vida. La pandemia ha impactado profundamente en las economías de los países, en el modo de consumo y en las operaciones de las organizaciones. Sin embargo, este punto de inflexión, con sus innumerables retos también tiene el potencial de transformarnos como personas.

El escenario actual nos ha dejado grandes lecciones de liderazgo, que una vez más, nos permiten enriquecer el debate sobre la participación de las mujeres en nuestras sociedades.

En los últimos años, el debate sobre la representación e inclusión de las mujeres en la fuerza laboral y la economía formal ha basado su éxito en una concepción intrínseca y errónea en la forma de liderazgo de las mujeres, y que estas tienen que adoptar estilos “masculinos” para poder acceder a altos niveles dentro de las organizaciones.

Sin embargo, en el transcurso de la pandemia, se hicieron visibles los casos de mandatarias que fueron reconocidas por la forma en la que hicieron frente a la propagación del coronavirus, y que nos proporcionan un nuevo panorama en el cual podemos aprender sobre las lecciones del ejercicio del liderazgo “femenino”.

Lee más

La canciller alemana Angela Merkel, a través de un estricto rigor científico y una consistente claridad para comunicar, pudo generar de forma exitosa un efecto tranquilizador en la población. Por su parte, Jacinda Ardern en Nueva Zelandia, aplicó medidas de aislamiento de forma oportuna y utilizó un estilo de comunicación basado en la transparencia y honestidad, reconociendo los sacrificios de los ciudadanos y explicando la gravedad de la situación.

En el mundo empresarial, la figura de liderazgo que debemos construir y fomentar debe estar nutrida con estas enseñanzas, las cuales en todo momento estuvieron enmarcadas por una profunda y muy necesaria empatía. Estudios indican que las mujeres tienen más inclinación a dirigir a través de la inspiración, transformando actitudes y creencias, y proporcionando un propósito a las personas.

OPINIÓN: El CFO aplica lo aprendido en la pandemia y reinventa su liderazgo

Es indispensable visibilizar a nivel local a aquellas líderes con las que hemos tratado para reconocer su trabajo y aprender de su gestión, y, a su vez, fortaleceremos las habilidades de dirección y gestión que hoy, más que nunca, exigen un liderazgo centrado en las personas, asertivo, empático y honesto.

En una época de digitalización exacerbada a raíz de la pandemia, con la introducción de herramientas tecnológicas basadas en la automatización e inteligencia artificial, es importante siempre colocar el componente humano como eje en las estrategias de esta naturaleza.

A través de las iniciativas que generamos y los acuerdos que logremos en pro de la equidad de género trazamos un camino sólido para edificar una sociedad que reconoce el valor de la dignidad humana. Sin embargo, el mayor compromiso que tenemos que asumir tiene que ser hacia nosotros mismos, en un constante ejercicio de autorreflexión y autocrítica que nos permita sensibilizarnos ante los obstáculos que impiden la representación justa, para actuar en consecuencia.

De la misma forma en que debemos reconocer que no existe como tal un “liderazgo masculino” o “liderazgos femeninos”, solo existen los buenos líderes, de los cuales podemos aprender y replicar sus enseñanzas. Debemos dejar de estigmatizar más los roles por género y debemos comportarnos de forma humana.

OPINIÓN: Necesitamos más líderes, menos [email protected]

Soy un fiel creyente de que como seres humanos estamos en constante evolución y crecimiento; hoy estamos inmersos en una situación sin precedentes que ha dejado devastadores efectos en las personas y en las economías. Los múltiples ejercicios de resiliencia que hemos presenciado durante los últimos meses, nos obligan a reflexionar sobre los modelos tradicionales bajo los cuales hemos regido nuestros modos de vida.

Se trata de una oportunidad única para generar un cambio positivo en nuestro pensamiento; las decisiones y los cambios de paradigma que generemos hoy serán determinantes en nuevo reordenamiento mundial.

Nota del editor: Enrique Upton es Chief Operations Officer, SAP México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión