Opinión

COVID-19, la catapulta de una nueva "experiencia de usuario"

COVID-19, la catapulta de una nueva
Gracias a la inteligencia artificial, estamos prontos a vivir una explosión de ida y vuelta en nuestros dispositivos móviles, considera Marcelo De Fuentes.

(Expansión) – En la primera entrega de este texto abordé algunos de los factores que van a transformar la realidad que el mundo está experimentando, brindé un panorama general sobre la nueva “normalidad” que viviremos una vez pasada la tormenta del coronavirus.

Sin embargo, me gustaría puntualizar en aspectos más acotados y que ya han comenzando a surgir: los modelos y formas de interacción con la tecnología y su impacto en la experiencia de usuario.

Estamos prontos a vivir una explosión de ida y vuelta en nuestros dispositivos móviles, ya que los desarrolladores pondrán particular énfasis en el diseño y experiencia del usuario, a través de comandos de voz y recomendaciones, respuestas a preguntas, o simplemente por medio de una conversación remota, todo esto gracias a la Inteligencia Artificial.

Los asistentes de voz, (Siri y Alexa, por ejemplo) comenzarán a tomar terreno, aprendiendo, a través de la interacción, algoritmos que ayudarán a generar una experiencia de intercambio no sólo placentera y útil, sino incluso cercana y un tanto emocional ¿Será que con esto nos atrevamos a contarle a “alguien” lo que nos pasa, preocupa, alegra, emociona, entristece, más abiertamente, sin miedo de ser juzgados o etiquetados socialmente?

Lee más

Pero pensemos más allá: ¿Qué podría hacer esta inteligencia artificial con un cúmulo de información sobre nosotros, que anteriormente no estaba disponible porque no nos atrevíamos a compartirla? ¿Acaso esto abonará a la toma de decisiones cuando involucremos a estos asistentes de voz y nos equivocaremos menos? ¿Y la confidencialidad?

Todo esto, sin duda, podría tener una serie de implicaciones importantes. Imaginemos este escenario: si el algoritmo aprende y habla conmigo como no lo puede hacer nadie -porque me conoce como nadie-, entonces ¿tendrá sentido una consulta psicológica? ¿A quién podría sustituir y, socialmente, impactará el tamaño de nuestro círculo de amigos?

Pienso también en una industria como la salud, básica en nuestra sociedad. Tomando como ejemplo la realización de la historia médica de un paciente, pienso que llegaremos a un punto de eficiencia y exactitud superiores donde el llenado de hojas quedará atrás para dar lugar a un expediente médico universal en el que, en caso de algún accidente, ya no será necesario llevar una plaquita colgada al cuello con tu tipo de sangre y alergias, un código le da acceso a quien te atiende y saber así hasta tú más pequeño detalle de salud.

Continuando con esta idea, la inteligencia artificial podrá calcular la probabilidad de que sufras un “X” padecimiento en un “Y” tiempo. Si a esto le sumamos un escáner, los diagnósticos dejarán de ser hechos por un doctor (humano) para que los haga un algoritmo que no solamente toma en cuenta tu malestar actual, sino todo tu historial clínico.

En el terreno financiero, por ejemplo, las interacciones y futuras transacciones se harán por comando de voz y, gracias a los algoritmos aprendidos, pienso que podremos tener planes de ahorro e inversión con un nivel de personalización nunca antes visto, algo que no se tiene en un banco tradicional.

Tampoco habrá que dejar de lado la profunda y difícil discusión alrededor de la propiedad de esa información y, sobre todo, el uso de la misma ¿Cómo guardar mis “secretos de confesión” cuando están almacenados en un lugar que desconozco?

OPINIÓN: Es momento de pasar de la austeridad a la solidaridad

En la tercera parte de este escrito, abordaremos temas fundamentales en el proceso de recuperación económica: ¿Cuáles serán las tendencias que se revolucionarán en el ámbito laboral? ¿Quiénes serán los puestos más solicitados y cuáles las industrias que ayudarán a levantar más rápidamente el espectro de la recesión? Aquí nos seguiremos leyendo.

Nota del editor: Marcelo De Fuentes es Presidente y CEO de FUNDARY. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertencen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión