Opinión

Consigue empleo con tus fortalezas

Consigue empleo con tus fortalezas
Para tener certeza respecto a qué puedes aportar al nuevo cargo, revisa los criterios que se requieren y de qué manera tus cualidades suman a él, apunta Adriana Castro.

(Expansión) – Si vas a una entrevista de trabajo ¡enhorabuena!, quiere decir que tu CV fue suficientemente interesante para el reclutador y te considera un candidato viable para el cargo.

Hay reclutadores que hacen entrevistas dirigidas en las que tienes poca oportunidad para explayarte, sin embargo, hay quienes hacen preguntas abiertas en las que puedes exponer tus ideas de manera más libre.

Una pregunta que con frecuencia vulnera es “¿cuáles son tus fortalezas?”.

Cuando escuchas eso, no me dejarás mentir, tu respiración se detiene, ves pasar tu vida en 30 segundos y quieras decir tantas cosas que probablemente acabas cantinfleando sin explicar nada en concreto.

Esta pregunta es un reto porque se trata de hablar de tus cualidades sin alardear.

No se trata de presumir pero tampoco te conviene caer en la falsa modestia: ese mal que se inculca respecto a que por ningún motivo debes hablar bien de ti.

Entonces, ¿Cómo establecer argumentos valiosos con el entrevistador?

Sugiero evitar compartir generalidades trilladas como “Soy excelente para trabajar en equipo”.

Lee más

El trabajo en equipo es un atributo que muchos reclutadores buscan, así que lo conveniente será explicar a detalle cómo tus fortalezas te ayudan a ello. De este modo, tu argumento será más relevante que el resto de los candidatos.

Entre más clara hagas la vinculación acerca de cómo contribuirás al cargo y a los objetivos de la empresa, más favorecedora será la reacción del entrevistador.

Finalmente, eso es lo que quiere escuchar: qué es lo que mejor puedes aportar, cuál es el área en la que más puedes crear valor y cuál es el punto en el que serás más creativo y fuerte.

Para tener certeza respecto a qué puedes aportar al nuevo cargo, revisa los criterios que se requieren y de qué manera tus cualidades suman a él.

Una ayuda valiosa es que realices un diagnóstico de fortalezas. Te recomiendo ingresar aquí para que de manera gratuita puedes realizar tu diagnóstico. Es una prueba validada científicamente y puedes configurarla para realizarla en español.

En tus resultados encontrarás el orden de las más sobresalientes. Las primeras cinco son las fortalezas que más has desarrollado en los últimos meses.

Veamos el caso de Andrea. Ella se está postulando para el cargo de coordinadora de capacitación y de acuerdo con su diagnóstico, dos de sus fortalezas son la creatividad y la amabilidad.

Hace unos días llegó una oportunidad para hablar de sus fortalezas en la entrevista de trabajo y cuando le dijeron “háblame de tus fortalezas”, Andrea respondió: “A raíz de la contingencia me quedé sin trabajo dado a que las capacitaciones que coordinaba eran presenciales para grupos de más de 50 personas y los protocolos de seguridad prohibieron las reuniones numerosas.

Durante la pandemia, aproveché el tiempo en casa y alimenté mi creatividad con conocimiento y habilidades para aprender a trabajar con grupos de manera virtual. ¡Y ha funcionado bien!

En mi trabajo anterior logré trabajar en equipo gracias a mi fortaleza de amabilidad. Ofrecer un trato cordial a mis compañeros de área siempre ha sido primordial para mí.

Por ello, a mediados de mes entregaba puntualmente el calendario de cursos del siguiente mes para que el área de diseño pudiera tener a tiempo las publicaciones para difundir los eventos”.

El ejemplo de Andrea ilustra cómo, si explicas de qué manera tus fortalezas te permiten cumplir con las tareas del cargo, tu argumento será más atractivo y aumentará tu credibilidad.

Otra recomendación es que si la relación con tu jefe anterior quedó en buenos términos, pídele que te diga en qué actividades identifica que ponías en práctica tus fortalezas. Te asombrará la información tan valiosa.

Es común que no seas tan consciente de cómo pones en acción tus fortalezas y para ello las personas cercanas pueden ayudarte mucho a conocerte mejor. Esto también lo puedes compartir en tu entrevista.

Por cierto, una de las preguntas que en estos días suelen preguntar los reclutadores es qué fortaleza te ayudó a mantener un nivel de organización, disciplina, tolerancia y paciencia durante la pandemia. Sólo tú tienes esa respuesta, y la explicarás más fácil si realizas tu diagnóstico de fortalezas.

Ser específico es magnífico.

Entre más claro y directo expliques cómo pondrás tus fortalezas al servicio del cargo, más demostrarás que eres el candidato ideal.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión