Opinión

Cómo manejar interrupciones en la cadena de suministro local por el COVID-19

Cómo manejar interrupciones en la cadena de suministro local por el COVID-19
Es necesario que las empresas estén preparadas para resolver cualquier interrupción que se haya presentado o pueda presentarse en su cadena de suministro, apunta Jorge De Lara.

(Expansión) – Normalmente el funcionamiento de una cadena de suministro se basa en una demanda más o menos previsible que determina los niveles de producción. Sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus, estamos viviendo en una nueva normalidad en la que, por un lado, todos los comportamientos de consumo se han visto modificados, y por otro, las actividades productivas consideradas “no esenciales” han sido detenidas o severamente modificadas.

Así, aunque la distribución y la entrega siguen funcionando, muchas manufacturas han tenido que detenerse, y hay otras industrias, como la restaurantera, que han visto su dinámica completamente transformada al tener que limitarse al servicio a domicilio y la comida para llevar.

Ante este escenario y su alto grado de incertidumbre, es necesario que las empresas estén preparadas para resolver cualquier interrupción que se haya presentado o pueda presentarse en su cadena de suministro, con acciones como las siguientes:

1. Buscar alternativas

Una estrategia que varias empresas están implementando es reorientar su producción para intentar atender otra demanda en el mercado. Alrededor del mundo hay ejemplos desde destilerías que están fabricando gel antibacterial, hasta armadoras automotrices que están produciendo ventiladores médicos. Si tu compañía puede hacer este tipo de transformación, puede ser una buena opción para atravesar la contingencia.

Por otro lado, cadenas de suministro como las de los restaurantes están sufriendo alteraciones por una baja en las ventas, mientras que los grandes retailers han aumentado su demanda de ciertos productos para estar abastecidos y atender las necesidades de las personas que deben quedarse en casa durante la contingencia.

Lee más

Todos estos factores crean cambios en la cadena de valor ante los que hay que estar atentos y, de ser posible, aprovecharlos. Por ejemplo: una empresa de servicios de transporte, que normalmente trabaja para clientes cuya cadena está estancada, puede buscar otros en cadenas que ahora tienen alta demanda, desde productos de salud, hasta abarrotes.

En cambio, si alguno de tus proveedores está teniendo problemas para abastecerte puedes buscar opciones temporales en otro país que ya vaya saliendo de la emergencia, por ejemplo, China.

Si tu empresa cuenta con excedentes de inventario, pero poco flujo de efectivo, tal vez puedes buscar intercambios y pagar en especie.

2. Seguridad de la cadena

Un punto importante en la gestión de la cadena de suministro durante la contingencia es reforzar los estándares de seguridad sanitaria. Es necesario que trabajes de cerca con tus proveedores de logística para asegurarte de que están cumpliendo con las normas de sanidad para evitar riesgos de contagio.

También es necesario que diseñes con ellos estrategias para prevenir situaciones que podrían ir en aumento, tales como robos.

3. Preparar el regreso

En un momento como este también es importante aceptar la realidad. Si tu compañía se ha visto forzada a suspender operaciones y su margen de maniobra es muy reducido, tal vez la mejor manera de atravesar la contingencia sea ocupar el tiempo sentando las bases para el futuro.

Primero que nada, comunícate con todos los implicados en la cadena de suministro, desde proveedores hasta clientes, para informarles la situación y proteger así la reputación de la empresa; recuerda que la peor estrategia en este momento es el silencio.

Negocia con tus proveedores para buscar alternativas que les permitan mitigar el impacto financiero del cierre. Busca incluirlos también en el diseño de un plan que te permita tener todo listo para arrancar operaciones en cuanto sea posible.

OPINIÓN: 7 tips para sobrevivir en retail en tiempos de pandemia

Ten en cuenta que una de las claves para manejar esta situación, y también para el futuro de tu empresa, es atender la cadena de suministro desde un punto de vista de capital de trabajo, no sólo de recibir insumos y distribuir productos. En especial, es el momento idóneo para implementar mecanismos que permitan mayor visibilidad sobre el flujo de efectivo.

Nota del editor: Jorge De Lara es Vicepresidente y Gerente General de Global Commercial Services para American Express México y América Latina. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector comercial y de servicios, enfocado en la apertura, expansión y adquisición de clientes corporativos tanto en México como en otros países. Jorge ha colaborado para compañías internacionales del sector financiero y de servicios. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión