Nacional

Cocteles, en riesgo por cambio climático

Cocteles, en riesgo por cambio climático

CIUDAD DE MÉXICO.

De seguir como vamos, en tres décadas, comer un coctel de abulón o camarón, unos aros de calamar, una sardina a la mexicana o una almeja chocolata asada, será además de muy costoso, algo muy complicado, debido a los efectos del cambio climático.

Un estudio publicado en la revista científica PLOS ONE advierte que el calentamiento global amenaza la disponibilidad de los recursos pesqueros en nuestro país y, en consecuencia, las fuentes de empleo y alimento de alta calidad para millones de mexicanos.

La investigación desarrollada por EDF de México y la Universidad de California en Santa Bárbara señala que, de no aplicarse en el corto plazo medidas de manejo sustentable y adaptación, 84% de las 25 pesquerías más importantes del país, que en conjunto representan más de 70% de la producción de México, sufrirán disminuciones de biomasa y de volumen capturado para 2050.

El estudio Gobernanza pesquera frente al cambio climático establece que las especies más afectadas por el incremento en la temperatura del planeta serán el abulón del Pacífico, con una caída en la producción de 35%, cangrejo pelágico rojo de 19%, sardina del Pacífico 15%, calamar gigante 10%, mero rojo 10%, camarones azules 7% y almeja chocolata 5 por ciento.

Los cálculos para pronosticar los efectos regionales del calentamiento global en la pesca, se hicieron utilizando un método bioeconómico, que combina un modelo de producción excedente y un modelo económico para proyectar la biomasa, cosecha y ganancias futuras en 30 años.

Los autores del artículo Laura Rodríguez Harker y Miguel Ángel Cisneros Mata destacaron que las pesquerías manejadas con un enfoque de sustentabilidad tienen el potencial de generar mejores resultados en términos económicos y de conservación marina, a la vez que serán más resilientes ante los efectos del calentamiento global.

Para poder enfrentar los desafíos del cambio climático y ofrecer soluciones que beneficien a las comunidades costeras, es necesario desarrollar políticas públicas que apoyen el bienestar social de la población que depende de los océanos como fuente de sustento”.

PESCADORES SE HARTAN DE LA VEDA

Pescadores organizados de San Felipe, Baja California, y el Golfo de Santa Clara, Sonora, advirtieron que existe un alto riesgo de estallido social en el Alto Golfo de California, hábitat de la vaquita marina, debido a que las comunidades están desesperadas y hartas de que no haya dinero para mantener a las familias y porque la veda en la que se mantienen desde mayo de 2015.

Ramón Franco Díaz, presidente del Consejo de Administración de la Federación de Cooperativas Ribereñas Andrés Rubio Castro, denunció que el Puerto de San Felipe ya está “encuartelado con autoridades desde las más chicas hasta las más grandes”, incluida la Guardia Nacional, para evitar que las embarcaciones menores salgan a pescar camarón.

El líder de los pescadores recordó que desde hace 10 meses les quitaron las compensaciones económicas que recibían mensualmente, no los dejan salir al mar, ni tampoco les ofrecen otra opción productiva.

Estamos muy mal y ojalá Dios no quiera, puede haber hasta muertes si hay un enfrentamiento con el gobierno, que está ahorita haciendo su trabajo sí, pero por órdenes del Presidente, y yo lo hago responsable a él, y que quede bien claro, mi nombre es Ramón Franco Díaz, y que lo anote, que lo hago responsable a él y a los principales funcionarios de su gabinete, que si algo llega a suceder, desgracias humanas en el Alto Golfo, a ellos los hago responsables”.

-Ernesto Méndez