Mundo

Venecia vive la peor inundación en medio siglo

Venecia vive la peor inundación en medio siglo

Venecia quedó conmocionada este miércoles tras la excepcional marea alta que causó incalculables daños a su patrimonio artístico e inmuebles, y que ya se registra como la peor inundación de la ciudad en más de 50 años.

“La situación es dramática, el mal tiempo nos preocupa y la población sufre”, reconoció el primer ministro, Giuseppe Conte, al llegar a la ciudad para hacer frente a una las peores emergencias que ha sufrido la ciudad lacustre, patrimonio de la humanidad.

Más del 80 por ciento de la ciudad de Venecia está bajo el agua. Se trata de una "devastación apocalíptica", así definió la mayor inundación desde 1966 de la ciudad de los canales el presidente de la región del Veneto, Luca Zaia.

“Venecia está de rodillas. La basílica de San Marcos ha sufrido graves daños, así como toda la ciudad y las islas”, añadió por su parte el alcalde, Luigi Brugnaro.

El alcalde compareció en una rueda de prensa muy afectado por los destrozos y aseguró que había visto a gente llorar “porque había perdido todo” y que ha llegado el momento de dar “una respuesta histórica”. “Hemos sufrido daños por cientos de millones de euros”, lamentó.

Para el ministro de Medio Ambiente, Sergio Costa, las causas del desastre son “claras”: “Es consecuencia directa del cambio climático y de la tropicalización de los fenómenos meteorológicos con precipitaciones violentas y fuertes ráfagas de viento.”

“Estos son los efectos del cambio climático”, coincidió Brugnaro en su cuenta de Twitter.

La noche del martes y la madrugada del miércoles la marea subió 187 centímetros sobre el nivel de referencia, cubriendo buena parte de la Ciudad de los Dogos e inundando hoteles de lujo, museos, palacios, tiendas y habitaciones privadas que se encuentra en promedio un metro por sobre el nivel habitual del agua.

Se trató de la segunda “Acqua alta” (marea alta) más importante registrada en Venecia desde 1923, después de la del 4 de noviembre de 1966, con un récord de 1.94 metros.

Año con año no es raro que la ciudad sufra este fenómeno por lo que, incluso, se instalaron sirenas para alertas a la población y a turistas sobre el ascenso del agua, pero esta vez la situación se ha agravado de forma alarmante.

La marea alta causó la muerte, según medios italianos, de un veneciano de 78 años que falleció electrocutado mientras intentaba encender las bombillas eléctricas de su casa inundada.

“La catástrofe que ha afectado a Venecia es un golpe al corazón de nuestro país. Duele ver los daños en la ciudad, el patrimonio artístico en peligro y el revés a la actividad comercial”, declaró Conte.

Una de las imágenes de la difícil situación en la que se encuentran los residentes es la del agua que sale a borbotones desde las tomas de corriente de las casas, lo que impide el uso de aparatos para bombear.

“Es una devastación. Los daños son enormes y por desgracia no parece que esto se detenga, ya que continúa la marea alta. Los interruptores eléctricos de los hoteles han saltado y por tanto no se pueden utilizar las bombas para sacar el agua”, describió el director de la Asociación veneciana de hoteleros, Claudio Scarpa.

Las autoridades decretaron el cierre de todas las escuelas, así como de varios museos, mientras el teatro La Fenice suspendió sus ensayos y presentaciones.

DAÑOS EN SAN MARCOS

Entre los monumentos más afectados figura la famosa basílica bizantina de San Marcos, donde se podían ver arremolinadas las aguas sucias y saladas alrededor de las tumbas de mármol de su célebre cripta.

Según el administrador del monumento, Pierpaolo Campostrini, una inundación como la del martes solo se ha registrado cinco veces en la historia de la basílica, erigida en 828 y reconstruida después de un incendio en 1063.

El dato más preocupante es que de estos cinco incidentes, tres fueron en los últimos 20 años, uno en 2018.

Los más de 160 bomberos movilizados tuvieron que realizar 400 intervenciones.

Varios expertos cuestionan el megaproyecto MOSE (acrónimo de Módulo Experimental Electromecánico, que significa Moisés en italiano) en construcción desde 2003, pero que debido a los altos los costos y los defectos encontrados no ha entrado en función.

El proyecto, costeado con 5 mil 483 millones de euros, consiste en instalar 78 diques flotantes, que se levantan para cerrar la laguna en caso de subida del mar Adriático.

Moses ha sido blanco de numerosas polémicas ya que inicialmente debía costar 2 mil millones de euros, pero el presupuesto se disparó por los casos de corrupción que llevaron a la detención en 2014 del entonces alcalde, Giorgio Orsoni y de otras 34 personas.

EN CIFRAS

36 millones de visitantes recibió en 2018 la ciudad italiana, que solo tiene 50 mil habitantes en su zona histórica.

30 centímetros se ha hundido Venecia, construida sobre pilotes, en un siglo, debido al desarrollo del gran puerto Marghera y del flujo de gigantes barcos crucero.