Mundo

Por Covid, ahora narcos entregan droga a domicilio

Por Covid, ahora narcos entregan droga a domicilio

Madrid

Las restricciones impuestas por la pandemia también afectan el modus operandi de los traficantes de droga, sobre todo de los que se dedican al narcomenudeo y recurren a todo tipo de artimañas para mantener a flote su actividad ilegal en tiempos de cuarentena.

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) lanzó recientemente una alarma a nivel mundial para advertir que las organizaciones delictivas utilizan en diversos países servicios de entrega de comida a domicilio para transportar drogas y otros bienes ilícitos durante el confinamiento.

La notificación morada, remitida a las 194 naciones miembros del organismo, fue emitida después de que la División de Cooperación Internacional de la Policía Nacional de España proporcionara información acerca de las nuevas tácticas de los narcotraficantes para burlar los controles y poder seguir repartiendo su mercancía a los clientes enclaustrados.

“El pasado mes de abril detuvimos a siete personas que llevaban uniformes de conductores de reparto de comida en las provincias de Alicante y Valencia (sureste de España). Los sospechosos fueron capturados cuando entregaban cocaína y marihuana en diversos vehículos, como bicicletas, motocicletas y coches.

“Parte de las drogas estaban escondidas dentro de un falso fondo de mochilas, de las que se usan habitualmente para la entrega a domicilio”, señala a El UNIVERSAL un portavoz de la Policía Nacional, en referencia a las primeras detenciones que sirvieron para que Interpol lanzara la alerta a nivel internacional.

Las medidas de confinamiento han aumentado drásticamente la demanda de servicios de entrega de comida a domicilio, y los repartidores son una imagen común en calles que de otra manera estarían desiertas, agrega la fuente policial.

En los casos señalados por el organismo, los sospechosos se disfrazaban de repartidores a domicilio; no obstante, otras veces, auténticos repartidores de comida participaban voluntariamente en la entrega de drogas, actuando al servicio de organizaciones criminales y obteniendo por ello un beneficio económico, aclara la policía española.

Los narcos también explotan a empleados reales que, sin advertirlo, facilitan la droga a los clientes con cada paquete que entregan.

“Verdaderos repartidores a domicilio también han sido utilizados como involuntarias mulas de drogas. En un caso en Malasia, un repartidor en el distrito de Gombak de Kuala Lumpur se puso en contacto con la policía y pidió que se inspeccionara su envío a domicilio, al sospechar de su contenido.

“El repartidor había recibido el encargo de entregar un solo pedido de pan hindú, pero el paquete tenía un peso aproximado de 11 kilogramos”, relata el Ministerio del Interior de España.

La policía ibérica está llevando a cabo un rígido control sobre los repartidores de comida que circulan por las calles de las principales ciudades españolas y que, con frecuencia, son detenidos por los agentes que proceden a supervisar su carga.

Además de España, otros países, como Irlanda, Malasia y Reino Unido, también identificaron a repartidores de envíos transportando drogas como cocaína, marihuana, ketamina y éxtasis.

En Irlanda, agentes de la Gardai, la corporación nacional, recuperaron ocho kilogramos de cocaína, así como dos pistolas que estaban escondidas en cajas de pizza preparadas para ser distribuidas en la isla.

Sobre la base de decenas de detenciones e incidentes ocurridos en varios países, Interpol emitió una notificación morada para alertar de este nuevo modus operandi de los narcos.

Las noticias de esa categoría proporcionan información sobre objetos, dispositivos y métodos de ocultación utilizados por los delincuentes, datos a los que pueden acceder los cuerpos encargados de hacer cumplir la ley, a través de un canal seguro de comunicaciones, indicó la policía española en un comunicado.

La notificación morada de la Organización Internacional de Policía Criminal permite exportar e importar conocimiento sobre las estrategias delictivas emergentes a todas las policías del planeta, para que adopten las medidas preventivas y reactivas contra los delincuentes que implementan nuevas modalidades ilícitas en esta situación de crisis sanitaria.

“Mientras los criminales continúan adaptando sus actividades a un mundo desestabilizado por el Covid-19, las noticias moradas de Interpol son herramientas esenciales para permitir que la policía de todo el mundo aprenda de los éxitos de los demás y aborde las tendencias cambiantes de la delincuencia”, concluye Stephen Kavanagh, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de Interpol.