Mundo

Marchan 22 mil maestros en calles de Hong Kong

Marchan 22 mil maestros en calles de Hong Kong

Al menos 20 mil profesores marcharon ayer en Hong Kong bajo el lema “protejamos a la próxima generación, dejen que hablen nuestras conciencias”, en apoyo a las manifestaciones prodemocráticas que desde hace 11 fines de semana lidera la juventud en la región administrativa especial.

La marcha, que reunió a unas 22 mil personas según los organizadores, comenzó a las 11:30 hora local, 15 minutos después de que las autoridades activaran la alerta naranja por las fuertes lluvias.

Cubriéndose con paraguas, los manifestantes caminaron hacia la residencia de la jefa Ejecutiva de la ciudad, Carrie Lam, al grito de “¡Protejan a los estudiantes! ¡Los profesores caminan junto a ellos! ¡Escuchen las demandas del pueblo!”

Se trata de la segunda vez desde que comenzaron las movilizaciones masivas, el pasado junio, en la que los profesores se manifiestan.

Si bien ésta se llevó en un tono pacífico, algunos lanzaron huevos y, en un momento dado, tiraron en dirección a los agentes una papelera desde una pasarela peatonal, pero la tensión duró pocos minutos.

A esta manifestación se sumaron al menos tres más ayer. Una de ellas fue bajo el lema “reclamemos nuestras tierra, restauremos nuestra paz”, en los distritos residenciales de Hung Hom y Kwa Wan, y que piden al gobierno que tome medidas sobre el masivo influjo de tours de compras de chinos de la parte continental del país que, dicen, alteran la normalidad de sus barrios.

Se tiene previsto hoy una concentración masiva y pacífica, convocada por una organización no violenta, para mostrar al gobierno que su movimiento todavía cuenta con el apoyo popular, pese a la violencia de algunos radicales.

Ante estas manifestaciones, la Unión Europea llamó a un “diálogo amplio e inclusivo” para “apaciguar la situación”.

Las protestas en Hong Kong comenzaron en marzo frente a la iniciativa de las autoridades locales de promulgar una ley de extradición que, según sus opositores, podría servir para que disidentes políticos y sectores críticos con el régimen comunista fueran llevados a China para ser juzgados sin garantías.

Bajo la fórmula “un país, dos sistemas”, Pekín se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y a respetar una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental hasta 2047, tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997.

Las manifestaciones movilizaron a miles de personas a partir de junio, y han estado acompañadas de represión policial para aplacar los intentos de los manifestantes de afectar el curso normal de la ciudad con huelgas y ocupaciones de edificios oficiales, comisarías, estaciones de metro o el aeropuerto.

A pesar de que la polémica propuesta de ley de extradición fue declarada “muerta” por las autoridades del territorio autónomo a principios de julio, los manifestantes han sumado una serie de demandas al gobierno local para mejorar los mecanismos democráticos.

PLAZA FINANCIERA

Hong Kong es una de las mayores plazas financieras del mundo, y gran parte de las sociedades chinas cotizan allí.

Desde 1986, nueve de las diez mayores entradas en bolsa en este mercado son de empresas chinas, según el Hong Kong Exchanges and Clearing Limited (HKEX), que gestiona el índice Hang Seng.

Las acciones del gigante de internet Tencent, y de la aseguradora Ping An, ya se intercambian. Y el titán del comercio electrónico Alibaba, que cotiza en Nueva York, contempla hacer lo mismo en la ex colonia británica para garantizar un acceso a los inversores en plena guerra comercial entre china y EU.

Pero las empresas chinas presentes en la Bolsa de Hong Kong podrían verse duramente afectadas si el movimiento de protesta anti-Pekín continúa.

“La capacidad de del territorio autónomo en mover capitales para las empresas chinas se verá erosionada si la inestabilidad política persiste”, apunta Ming Sing, profesor en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

La autonomía de Hong Kong ofrece seguridad jurídica a miles de empresas extranjeras (bancos, aseguradoras, consultoras) y a cientos de compañías chinas.

“Las multinacionales estadunidenses, europeas y asiáticas quieren firmar sus contratos en Hong Kong, pues serán sometidos a leyes y regulaciones de tipo británico”, precisa Willy Lam.

Y ADEMÁS

KIM SUPERVISA “NUEVA ARMA”

Corea del Norte confirmó ayer que probó con éxito una “nueva arma”, bajo la supervisión del mandatario Kim Jong-un, tras el lanzamiento de dos proyectiles al mar de Japón, señalando que su objetivo es “construir una defensa que posea capacidades militares invencibles que nadie se atreva a provocar y seguir fortaleciéndolas”.