Mundo

Hallan muerto a ex Fabián Gutiérrez, ex asesor de Cristina Kirchner

Hallan muerto a ex Fabián Gutiérrez, ex asesor de Cristina Kirchner

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró que es "canallesco" el documento de la coalición opositora Juntos por el Cambio (del ex presidente Mauricio Macri) donde afirma que el homicidio de Fabián Gutiérrez, ex secretario personal de Cristina Fernández de Kirchner, era de "extrema gravedad institucional", desatando una dura polémica en el país.

En su comunicado, Juntos por el Cambio instó a que la investigación del homicidio de Gutiérrez pase la órbita de la Justicia Federal "por la posible conexión de su muerte con delitos federales" y "que no haya familiares de la vicepresidenta en el proceso", en referencia a que el caso quede bajo la órbita de la fiscal Natalia Mercado, sobrina de la ex presidenta.

¿Quién era Fabián Gutiérrez?

El cuerpo de ex secretario, de 47 años, fue hallado este sábado semienterrado y envuelto en una sábana en el patio de una casa en El Calafate, a 2 mil 700 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires, donde el hombre tenía una de sus residencias. El juez que investiga el homicidio dijo no tener "indicios de una causa política".

El cadáver presentaba golpes en la cabeza y un corte de arma blanca en el cuello. En ese lugar, se hallaron también un televisor y un equipo de música, robados del domicilio de la víctima, dijo el juez Carlos Navarte.

Gutiérrez, que había estado detenido y procesado en 2018, era "imputado colaborador", para morigerar su situación procesal, en la llamada "causa de los cuadernos", una presunta trama de sobornos en la obra pública durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández y que involucra a empresarios, ex funcionarios y a la hoy vicepresidenta.

La coalición opositora Juntos por el Cambio calificó la muerte de Gutiérrez como "un crimen de extrema gravedad institucional", en un comunicado que advirtió sobre una "posible conexión de su muerte con delitos federales", en alusión a la causa por corrupción.

El Ministerio de Seguridad aclaró que nunca pidió ser un testigo protegido por lo que no contaba con custodia oficial. Gutiérrez, oriundo de la provincia de Santa Cruz, bastión histórico de los Kirchner, de quienes estuvo cerca desde su juventud, se alejó del cargo de secretario de la ex presidenta en 2010.

Dueño de una gran fortuna, según la prensa argentina, desde entonces residía entre Buenos Aires y la villa turística de El Calafate, cercana al glaciar Perito Moreno. Uno de los cuatro detenidos, de 20 años, mantenía una relación afectiva con la víctima. "Pudo haber un desacuerdo, una desaveniencia, una pelea, y eso llevó al hecho...", dijo el juez a radio Mitre.

Alberto Fernández condena suposición que gobierno está detrás de su muerte

El presidente consideró "incomprensible que alguien intente vincular al gobierno en algo tan trágico como es el asesinato de una persona y la vinculación que esta persona tuvo con una causa judicial".

"Que los presidentes de tres partidos, el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR), y la Coalición Cívica (CC) se animen a firmar un documento como el que ayer firmaron, sembrando dudas sobre la muerte de Gutiérrez es canallesco", reaccionó el presidente en declaraciones este domingo a Radio Milenium. "Es una miserabilidad absoluta. Queremos saber qué sucedió con Fabián Gutiérrez, pero sólo insinuar que eso es motivo de la causa de los cuadernos y que el gobierno puede estar involucrado en eso, es una actitud tan miserable que es difícil de entender", agregó.

El caso desató una andanada de acusaciones opositoras en las redes. "Si nos ganan los que odian estamos muertos como sociedad. Los que odian no gobiernan, escriben en Twitter", advirtió Fernández.

Familiares del ex secretario pidieron en un comunicado "a los periodistas y dirigentes de todo el arco político" que dejen actuar a la justicia "apartándose de hacer especulaciones dolorosas, interesadas, de todo tipo y color".

"Todos queremos saber qué pasó con Fabián Gutiérrez, quién lo mató, cuáles fueron los móviles, pero insinuar que eso ocurrió por motivo de la 'causa de los cuadernos' y que el Gobierno puede estar involucrado en eso es realmente una actitud tan miserable que es difícil de entender", sostuvo Fernández.