Mundo

EU reporta a 60 mil niños migrantes bajo su custodia

EU reporta a 60 mil niños migrantes bajo su custodia

Washington.— Al menos 60 mil niños quedaron bajo custodia de las autoridades estadounidenses en los últimos 40 días, reveló ayer el secretario en funciones de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Kevin McAleenan, quien advirtió sobre el riesgo que afrontan los menores debido al “cambio demográfico” en la migración.

“En los últimos 40 días, 60 mil niños han entrado bajo custodia del DHS, no acompañados o como parte de unidades familiares”, dijo el funcionario al comparecer ante el Comité Judicial del Senado.

McAleenan se refirió a la situación en la frontera con México, que insistió en definir como una “crisis”, y detalló que el mes pasado se alcanzó el récord de 144 mil personas cruzando el límite. Además, mencionó la marca de un día en el que se contabilizó el paso de más de 5 mil 800 inmigrantes por la línea limítrofe, así como del grupo más grande “jamás arrestado” de mil 36 individuos.

McAleenan advirtió sobre un cambio en los flujos migratorios, que pasaron de estar compuestos por hombres adultos solos a familias y niños no acompañados.

“Todo el mundo sabe que un niño es un pasaporte para migrar a Estados Unidos”, lamentó McAleenan. Para el funcionario, los “vacíos en las leyes migratorias estadounidenses pueden estar causando un cambio demográfico dramático en el flujo de la inmigración ilegal” hacia el país, que, a su juicio, pone a “los niños en riesgos únicos y críticos”.

Sin embargo, los menores de edad también se enfrentan a su llegada a la frontera estadounidense con México con políticas “severas” y “punitivas”, que violan sus derechos y agravan sus traumas, según un informe médico.

La organización neoyorquina Médicos por los Derechos Humanos (PHR, por sus siglas en inglés) dio a conocer un estudio sobre el resultado de las evaluaciones físicas y sicológicas realizadas a más de 180 niños y adolescentes entre enero de 2014 y abril de 2018 que llegaron a EU en busca de asilo.

La asociación recoge las experiencias de extrema violencia y abuso sexual sufridas por estos menores a manos de pandillas, familiares o policías en sus países. El informe denunció las condiciones de confinamiento que sufren los niños en los centros de detención, así como los “excesivos” periodos que pasan en estas instalaciones. “Si la persecución y la violencia son factores primarios que influyen en la migración, las severas medidas en la frontera no servirán como disuasorio y sólo causará más daño en una ya traumatizada población”, advierte.