Mundo

En Corea del Sur, vendedores ambulantes de Seúl protestan con peluches

En Corea del Sur, vendedores ambulantes de Seúl protestan con peluches

Vendedores ambulantes de Corea del Sur se manifestaron a las afueras delas oficinas de Mapo-gu, en la capital Seúl, con cincuenta osos de peluche con chalecos azules y cintillos con la leyenda "Lucha por la Unidad", esto en protesta contra la limitación  contra los comerciantes por parte el distrito, al limitar su fuente de trabajo por la pandemia de covid-19. 

En lugar de personas, los peluches participan en eventos como reuniones, que son transformados en avatares humanos. (AP)
No es exclusivo de Corea del Sur que los muñecos ocupen el lugar de las personas. (AP)

Las autoridades de Séul prohibieron las reuniones con más de 10 personas, por lo que los vendedores ambulantes colocaron alrededor de 50 peluches. La protesta inició desde el pasado 17 de septiembre y se ha mantenido durante mas de 10 días.

Se espera que la tendencia reciente de movilizar muñecos en lugar de personas para eventos masivos se expanda a otras partes del mundo. (AP)

Uno de los representantes de la Asociación de Vendedores Ambulantes Locales del Oeste de Seúl aseguró que la manifestación fue limitada, pero "tuvimos que hacer una voz para proteger el derecho a vivir del comercio informal".

Pese a que Corea del Sur es considerado un país desarrollado, miles de personas aún dependen de la economía informal. (AFP)
En Seúl existen diversos lugares de comercio callejero, tradición que se ha mantenido pese al crecimiento económico. (AFP)

Debido a la pandemia de coronavirus en Corea del Sur, que ha sido de las más exitosas a nivel internacional, los coreanos se han ingeniado en poner muñecos de tamaño real y peluches para simular la existencia de personas. 

Corea del Sur ha sido aclamado por su respuesta contra la pandemia de coronavirus, que sólo ha dejado 401 muertos. (AFP)

Las autoridades surcoreanas confirmaron que han muerto 401 personas en total por la pandemia de coronavirus, así como más de 23 mil casos confirmados. El país asiático tiene una de las tasas de mortalidad por el SARS-CoV-2 más bajas del mundo, con 1.7 por ciento, en el país de casi 52 millones de personas.