Mundo

Empresa analiza reabrir dos albergues para niños migrantes en Arizona

Empresa analiza reabrir dos albergues para niños migrantes en Arizona

El mayor proveedor de albergues para niños migrantes en Estados Unidos analiza la posibilidad de reabrir dos instalaciones que el gobierno del estado de Arizona le obligó a cerrar el año pasado debido a problemas con la revisión de antecedentes de su personal y acusaciones de maltrato.

Southwest Key presentó solicitudes para reabrir una instalación en el centro de Phoenix con capacidad para 420 niños, y otra más en los suburbios que puede albergar a 139 menores.

La instalación suburbana, en la localidad de Youngtown, cerró el año pasado en medio de reportes de que el personal empujaba y arrastraba a los niños que no cumplían con las reglas. En videos difundidos a reporteros se ve a trabajadores arrastrando a menores por el suelo y empujando a un niño contra una puerta.

Las autoridades investigaron las acusaciones pero decidieron no presentar cargos, con el argumento de que no había “posibilidad razonable de demostrar” que los trabajadores habían cometido un delito.

En Arizona se han registrado múltiples acusaciones de abuso sexual, incluyendo una presentada por el gobierno de El Salvador, que aseguró haber recibido reportes de que tres menores, de entre 12 y 17 años de edad, fueron abusados sexualmente en albergues del estado. No se dieron a conocer los nombres de las instalaciones.

Hace un año, la policía arrestó a un hombre de 33 años sospechoso de abusar sexualmente de una niña de 14 años en el albergue de Southwest Key que la primera dama Melania Trump había recorrido tan sólo unas semanas antes.

Un exempleado de un centro de atención fue condenado en septiembre de abusar sexualmente de siete adolescentes en un centro para niños migrantes del área de Phoenix.

Otra investigación del departamento de salud estatal reveló que la organización no contaba con el registro de huellas dactilares de algunos de sus empleados. Southwest Key accedió a dejar de acoger menores temporalmente y cerrar dos de sus instalaciones, así como otras medidas de prevención con el objetivo de conservar sus licencias en Arizona.

Southwest Key señaló que está preparada para reabrir los albergues que fueron cerrados.

Neil Nowlin, portavoz de la compañía, dijo en un comunicado que Southwest Key ha resuelto los problemas que provocaron el cierre de sus albergues y que existe una continua necesidad de camas para alojar a niños migrantes.

“Estamos comprometidos a cuidar de estos jóvenes y reunirlos a salvo con un ser querido o patrocinador”, dio Nowlin. El vocero no respondió de inmediato a preguntas de The Associated Press sobre las medidas que la organización implementó para remediar la situación ni indicó cuántos jóvenes están bajo su cuidado.

Las autoridades migratorias aseguran que lidian con un fuerte incremento en el número de menores que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos sin la compañía de un adulto.

La Patrulla Fronteriza detuvo a más de 69 mil menores no acompañados entre octubre y finales de julio, según datos de la agencia. La cifra representa un importante aumento respecto a los poco más de 50 mil casos registrados en todo el año fiscal 2018.

Southwest Key presentó las solicitudes de reapertura en junio y julio. Un portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Arizona dijo que la dependencia aún no completa su revisión, y no señaló cuánto tiempo tomará.

lsm