Mundo

Dólar, petróleo y oro se disparan por ataques de Irán

Dólar, petróleo y oro se disparan por ataques de Irán

Al conocerse el ataque de Irán a bases militares de Estados Unidos en Irak, el dólar de inmediato escaló al precio más alto en dos semanas, el petróleo alcanzó la mayor cotización en nueve meses y el oro tocó un nivel no visto en siete años.

En negociaciones internacionales, donde se realiza la mayoría de operaciones con el peso mexicano, el dólar cotizaba en 18.97 unidades a las 19:00 horas del martes, un aumento de siete centavos tras dos horas de reportar el bombardeo iraní.

Se trata del precio más alto desde el 25 de diciembre, de acuerdo con cifras de la agencia Reuters.

En ventanillas de CitiBanamex, el dólar se terminó ayer vendiendo en 19.20 pesos, el mayor registro desde el 30 de diciembre.

Los petroprecios reaccionaron de manera más radical durante el primer par de horas del ataque, ante el temor de que el suministro del hidrocarburo sea interrumpido en Medio Oriente.

El barril de petróleo extraído de Texas, conocido como WTI y referencia principal para la mezcla mexicana, repuntó 2.6 dólares (4.1%) y se vendía en 65.28 dólares a las 19:00 horas, la cotización más alta desde el 24 de abril del año pasado.

En tanto, el crudo del Mar del Norte, referencia en Europa y conocido como Brent, se elevó 2.8 dólares (4.2%) y se ofrecía en 71.11 dólares a la misma hora, el nivel más alto desde el 21 de mayo pasado.

Para analistas de CitiBanamex, los petroprecios van a continuar subiendo por el conflicto entre Estados Unidos e Irán, aunque estiman que el incremento será de moderada duración.

Sin embargo, no descartan la posibilidad de que las cotizaciones se mantengan por arriba de los 70 dólares el resto del año.

A consecuencia de la percepción de riesgo, los participantes del mercado prefirieron invertir en activos que consideran de refugio seguro, como el oro en las materias primas y los bonos del Tesoro de Estados Unidos en los centros de deuda.

En Nueva York, la onza de oro al contado se elevó a mil 603 dólares, el precio más alto en los últimos siete años, mientras el bono estadounidense con plazo a 10 años finalizó en 1.73%, el rendimiento más bajo desde el pasado 3 de diciembre.