Economía

La Fed exige a bancos de EU ampliar sus reservas de capital

La Fed exige a bancos de EU ampliar sus reservas de capital
La Reserva Federal amplió los requerimientos de capital para cada prestamista bajo su iniciativa "reservas de capital en periodos de tensión" que entrará en vigor el 1 de octubre.

La Reserva Federal de Estados Unidos anunció el lunes el volumen de "colchones" de capital adicional que deberán tener los grandes bancos del país que fueron sometidos a las pruebas de solvencia del 2020.

Es la primera vez que la Fed establece requerimientos de capital para cada prestamista bajo su iniciativa "reservas de capital en periodos de tensión" que entrará en vigencia el 1 de octubre.

El banco central ordenó a Goldman Sachs y Morgan Stanley preservar el mayor volumen de capital de los 34 bancos evaluados, con ratios de 13.7% y 13.4%, respectivamente.

Nuevo plan de ayuda

Por su parte, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo el lunes que el Gobierno y el Congreso podrían alcanzar un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayuda económica para afrontar la crisis del coronavirus tan pronto como esta semana si los demócratas son "razonables".

En una entrevista con la cadena CNBC, Mnuchin dijo que había espacio para un compromiso sobre más asistencia y que podría aprobarse un proyecto de ley, aunque no explicó cuándo se retomarán las negociaciones entre republicanos y demócratas.

Mnuchin sostuvo que no comentaría sobre cuándo se podrían reanudar las conversaciones entre el Gobierno y los líderes demócratas, pero afirmó que "si podemos conseguir un trato justo, lo haremos esta semana".

Las negociaciones con los legisladores demócratas sobre un quinto proyecto de ley para abordar los efectos de la epidemia de COVID-19 colapsaron la semana pasada, lo que llevó al presidente republicano Donald Trump a tomar medidas sobre beneficios por desempleo, desalojos, impuestos sobre las nóminas y préstamos estudiantiles.

Pero los críticos señalan que las decisiones de Trump hicieron poco para brindar un alivio inmediato a los estadounidenses afectados por el impacto económico de la pandemia, que ha dejado millones de desempleados.