Deportes

Nike se va de Sudamérica

Nike se va de Sudamérica

La marca de ropa norteamericana, luego de que se viera afectada por la devaluación en países como Argentina, Chile y Uruguay.

Nike cambia su modelo de negocios en Sudamérica. La empresa de origen estadounidense anunció que operará en el país a través de un distribuidor, la firma mexicana Grupo Axo, que desembarca a través de esta "alianza estratégica", según la definieron ejecutivos de ambas empresas.
 
La redefinición del esquema de Nike fue comunicado hoy a la bolsa estadounidense, donde cotiza la compañía nacida en el estado de Oregon (Estados Unidos), e implica que la firma cede la operación de su negocio local, tanto la venta de los productos en el segmento mayorista y como la gestión de todas sus tiendas en el país en manos de Grupo Axo.
Según un comunicado de Nike difundido esta mañana, Grupo Axo "adquirirá las operaciones de Nike en Argentina, Chile y Uruguay".

"No se trata de una gestión puramente comercial o transaccional. Vamos a cocrear planes y definir las estrategias. Llevamos más de 25 años en el país, con una presencia fuerte como marca, y buscamos que el distribuidor aporte su know how para sumar y seguir teniendo presencia fuerte en la región", dijo Carlos Homedes, gerente General para la Argentina de la empresa, en diálogo con LA NACION. El ejecutivo explicó que la decisión replica el modelo que la compañía implementa en otros mercados de Centroamérica y Europa del este.

Grupo Axo es una empresa mexicana fundado en 1994, que también tiene presencia en Chile. En ambos mercados, opera como distribuidor local de marcas como Tommy Hilfiger, Guess, Calvin Klein o Crate and Barrel, entre otras firmas del rubro indumentaria. Así nació el vínculo entre ambas: Axo opera las tiendas de Nike en México.

Mucho se especuló en el sector sobre el futuro de la marca de la pipa en la Argentina. Las versiones, que incluso se dispararon en las redes sociales, se acentuaron tras confirmarse el fin de su vínculo con Boca Juniors, club que había vestido su marca desde 1996.

El contrato finalizó a fines de 2019, y si bien tenía la posibilidad de igualar ofertas de competidores, Nike no activó esa cláusula. Eso le allanó el camino a Adidas, su principal competidor. La marca alemana se aseguró su lugar como sponsor técnico con el club azul y oro por 10 años y un vínculo de alrededor de US$10 millones por temporada.

Según explica Homedes, la decisión de cambiar el modelo de negocios de Nike en la Argentina no se debe a la situación particular del mercado local, hoy condicionado con el cepo cambiario y la prohibición del giro de divisas al exterior para empresas, sino una redefinición del enfoque comercial de la compañía para América latina. Además de la Argentina, Axo será distribuidor de la marca en Chile y Uruguay, mientras que un modelo similar se implementará en Brasil, la mayor economía de la región.

Según el comunicado difundido por la firma estadounidense, una subsidiaria del grupo SBF adquirió la operación y "se convertirá en el propietario de prácticamente todas las operaciones de Nike en Brasil". La empresa es dueña de la marca Centauro y opera 209 tiendas de venta minorista de productos deportivos.

"Lo que buscamos es fortalecer nuestra relación con Nike, y va de la mano de nuestra estrategia de crecimiento geográfico en América latina", dijo a LA NACION Carlos Miranda, COO de Grupo Axo, que opera 800 tiendas y 5000 puntos de venta en centros comerciales, además de una decena de sitios de e-commerce en los mercados donde opera.

Tras el anuncio formal, ambas partes dijeron que avanzarán en el armado de un plan de negocios y las metas comerciales. El objetivo, indicaron, es que la operación esté completa a mediados de 2020. Axo estará a cargo de las ventas mayoristas de Nike y gestionará sus locales propios, además de sus canales de venta online.

"No podemos discutir términos contractuales pero conceptualmente lo que buscamos es relación de larguísimo plazo", afirmó Miranda, ante la consulta sobre los plazos de duración del vínculo. Tampoco precisaron expectativas de ventas o crecimiento.

En tanto, Homedes dijo que Nike mantendrá su presencia marcaria y conservará sus vínculos con deportistas y entidades. Si bien salió de Boca Juniors, la empresa es sponsor técnico de San Lorenzo, la Unión Argentina de Rugby (Los Pumas, Jaguares) y los seleccionados de básquet, a través de la marca Jordan.

"El plan es mantener la continuidad y vamos a seguir con nuestras acciones de marca. En cuanto al equipo, hay un interés genuino de mantener el mantener el mayor número de empleados", afirmó el ejecutivo.

"Como resultado de las transacciones, durante el tercer trimestre del año fiscal 2020, Nike clasificará los activos y pasivos de las entidades que se mantienen para la venta en el Balance General Consolidado y reconocerá un cargo único y no recurrente de aproximadamente $425 millones de dólares", precisó la empresa en un comunicado.