Cultura

Eliades, músico del pueblo

Eliades, músico del pueblo

En estos tiempos, en los que sobran espectáculos que desbordan pirotecnia, resulta reconfortante constatar que la vida nos regala la frescura de un Eliades Ochoa. Con una larga carrera, que va desde su incursión en el Cuarteto Patria, su paso por el proyecto Buena Vista Social Club y una importante trayectoria solista, el cantante y maestro del tres es un tesoro de la música cubana.

Te recomendamos: La música lo es todo para mí: Eliades Ochoa

Desde niño cantaba y tocaba boleros de Ñico Saquito, pero ya a su modo. Con palabras siempre amables, Eliades declara que nadie fue su modelo: “yo canto como canto yo, no canto como nadie. Sigo cantando como cantaba en los montes, en el campo. Mis padres fueron muy importantes para mi formación, porque cuando nací me encontré a mi madre tocando el tres y a mi padre tocando el tres… Entonces empecé a tocar la guitarra. Lo mejor de todas estas cosas fue la seriedad con la que mi padre me enseñó”.

Ochoa presentará hoy a las 20 horas en el Teatro Metropólitan su disco más reciente, Vamos a bailar un son (Solar Latin Club, 2019) que incluye una colaboración de Pablo Milanés en la canción ‘Como la nube se impone al sol’, de Agustín Lara.

También participa como invitada la cantante de flamenco Argentina en ‘Un bolero para ti’, al tiempo que el maestro revive dos canciones clásicas de su ídolo Ñico Saquito: ‘María Cristina’ y ‘Qué lío compay Andrés’.

Vamos a bailar un son, dijo ayer en conferencia de prensa, “me tiene contento, espero que llegue para quedarse. Creo que es un disco que está muy logrado, lo ensayamos mucho antes de grabarlo. Está en todos los medios y las redes sociales. Está también en vinilo, porque como que la gente quiere este tipo de discos como para un recuerdo de otras épocas. Un vinilo es bello”.

El maestro, que no es pretencioso, repetirá en el Teatro Metropólitan lo que invariablemente hace en sus conciertos. “Yo lo que doy es alegría; trato de que mi mensaje llegue, el mensaje de cariño, de felicidad, de deseo por hacer cosas buenas y bonitas. Yo quisiera salud porque antes tocaba la guitarra para ganarme cuatro pesos y poder vivir, y ahora quisiera vivir, y más vivir, para seguir tocando la guitarra”, asegura, feliz de la vida.

FICHA

LARA, UN GRANDE DE AHORA Y SIEMPRE

Eliades no pudo conocer personalmente a Agustín Lara, advierte, “pero no hace falta para saber quién es, quién fue y quién será Agustín Lara. Físicamente no me hizo falta conocerlo, porque siempre será un grande de la música”.