Cultura

El esplendor de Sophia Loren

El esplendor de Sophia Loren

Sophia Loren nació el 20 de septiembre de 1934 en Roma, pero su infancia y adolescencia transcurrieron en Pozzuoli, un puerto de la provincia de Nápoles. Su madre era maestra de piano y fue abandonada por su marido con dos hijas, Sofía y Anna María, por lo que creció en un ambiente de pobreza. En la adolescencia, en una Italia avasallada por la Segunda Guerra Mundial, Sophia comenzó a destacar por su físico. Impulsada por su madre, participó en concursos de belleza y se inició en las fotonovelas, bastante populares en la época, para después dar sus primeros pasos en el cine con los nombres de Sofía Villani y Sofía Lazzaro.

Te recomendamos:

​En 1951 conoció al productor Carlo Ponti. Ella tenía 17 años y él 39. Ponti, con quien se casaría dos veces: la primera en 1957, anulada para evitar que él fuera acusado de bigamia dado que en Italia no estaba permitido el divorcio, y la segunda y definitiva en 1966, contribuyó a catapultar su carrera. También resultó fundamental su encuentro con Vittorio De Sica, con quien comenzó su relación profesional en 1954 con uno de los seis capítulos de la tragicomedia El oro de Nápoles, que retrata a la sociedad italiana de la posguerra.

A finales de los años cincuenta, Sophia ya era una actriz internacional que alternaba con los más famosos personajes de Hollywood. En 1957 filmó Orgullo y pasión, compartiendo créditos con Frank Sinatra y Cary Grant, quien intentó seducirla. Rodada en España, en esa película realiza un baile flamenco en el que despliega una gran sensualidad.

De Sica dirigió en 1962 Dos mujeres, que significaría la consagración de la Loren como actriz y la llevaría a ganar su primer Oscar —el segundo lo obtendría en 1991 como un reconocimiento a su trayectoria—. Basada en la novela La campesina, de Alberto Moravia, cuenta las vicisitudes de una madre y su hija durante el avance de las tropas aliadas por Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Es una película intensa, conmovedora, por momentos también divertida; es, sobre todo, una lección de amor maternal en tiempos violentos.

Sophia Loren fue dirigida por cineastas como Sidney Lumet, Charlie Chaplin, Martin Ritt y Ettore Scola, pero fue con De Sica con quien lograría sus mayores éxitos. Él la dirigió en uno de los cuatro episodios de Bocaccio 70, una reflexión sobre la moralidad y el amor, donde ella es el anhelado premio de los jugadores de un stand de tiro.

Entre las asociaciones más afortunadas del cine de cualquier época y lugar está la de Vittorio De Sica, Marcello Mastroianni y Sophia Loren. Juntos hicieron películas como Matrimonio a la italiana y Ayer, hoy y mañana, donde tiene lugar la escena del strip-tease que mucho tiempo después Marcello y Sophia repetirían en Prét-á-Porter, de Robert Altman.

En 2014, con motivo de sus 80 años, Sophia publicó Ayer, hoy y mañana (Lumen), autobiografía cuyo título es un evidente guiño a su alianza con De Sica y Mastroianni. En ella, junto con su historia incluye 64 páginas de documentos, entre ellos una gran cantidad de fotografías que la muestran en todo su esplendor.

​ÁSS