Cultura

Bolero, un ritmo de cantantes legendarios y canciones imborrables

Bolero, un ritmo de cantantes legendarios y canciones imborrables

El bolero surgió en Santiago de Cuba en 1883, cuando Pepe Sánchez compuso “Tristezas”, una canción de nostalgia y desasosiego amoroso. Desde entonces, este ritmo ha sido motivo de numerosas historias que forman parte de la educación sentimental de los iberoamericanos, entre ellas las historias del cine mexicano de la época de oro con cantantes y compositores como Agustín Lara, Fernando Fernández, Toña La Negra, María Luisa Landín, María Victoria y tantos otros.

Bolero. Historia de un siglo de emociones es, en este sentido, una apuesta contra el olvido, un viaje a través del tiempo para recordar autores e intérpretes de una música irremediablemente romántica, que habla de amores dichosos, trágicos, doloridos, con canciones como “Cuando ya no me quieras”, “Presentimiento” o “Un viejo amor”, todas ellas con versiones en distintos países y épocas, porque el bolero es un ritmo que hermana a las generaciones de Iberoamérica.

Te recomendamos: La poesía salva más vidas que el paracetamol: Natalia Toledo

Escrito por Juan Montero Aroca, catedrático de derecho en la Universidad de Valencia y aficionado al bolero, el libro se divide en diez capítulos en los que el autor desarrolla el devenir del bolero, desde 1883 con “Tristezas” hasta 1999 con “Al límite de ti” de Carlos Berlanga. En medio van quedando canciones inmortales como “Júrame” de María Grever, “Lágrimas negras” de Miguel Matamoros o “Lamento borincano” de Rafael Hernández.

Bolero narra la vida de autores y el nacimiento de sus canciones más conocidas, pero también corrige injusticias como la cometida contra el cubano Manuel Corona, autor de “Doble inconsciencia”, utilizada en el cine mexicano con el título de “Falsaria” para no pagar derechos de autor y grabada por los Hermanos Martínez Gil y Leo Marini, aunque la versión que recomienda Montero Aroca es la de María Teresa Vera y Lorenzo Hierrezuelo.

Montero Aroca tiene la virtud de recrear el contexto musical, político y social en que se escribieron los 150 boleros que comenta en su libro. Fija la fecha de cada composición y se detiene en detalles y anécdotas de sus autores. Como Agustín Lara, famoso por sus mentiras pero también por su éxito con las mujeres. Varias canciones de Lara son recomendadas en el libro, una de ellas es “Piensa en mí”, en la versión de Nana Mouskori.

Publicado por la editorial valenciana Tirant Humanidades, Bolero es el testimonio de una pasión. Habla del prolongado auge y del largo declive del género, relanzado algunas veces con las versiones de intérpretes como El Cigala, Luz Casal o Luis Miguel. Es el caso de “Bésame mucho”, de Consuelo Velázquez, que ha sido cantado por Emilio Tuero, Chela Campos, Andy Rusell, los Beatles. Andrea Bocelli y Diana Krall.

Sindo Garay, Pedro Flores, Guty Cárdenas, Bobby Capó, Roberto Cantoral, Ema Elena Valdelamar, Álvaro Carrillo, Armando Manzanero son algunos de los nombres que figuran en este libro en el que los recuerdos se hilvanan con canciones como “La enramada” de Graciela Olmos, La Bandida, dueña de casas de citas, o “Costumbres” de Juan Gabriel cantada por Rocío Dúrcal, intérprete imprescindible del ídolo de Ciudad Juárez.

Bolero. Historia de un siglo de emociones es un libro que recuerda boleros inmortales, cantantes legendarios y momentos de imborrable romanticismo.

​ÁSS