Cultura

Bellas Artes celebra la música popular oaxaqueña

Bellas Artes celebra la música popular oaxaqueña

Para los niños y jóvenes de la Orquesta Filarmónica del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (Cecam), que hoy se presenta en Bellas Artes, la música tiene un significado particular: con ella fortalecen sus tradiciones y su ideología.

Te recomendamos: Joven de la UNAM abre segunda biblioteca en Sierra Mixe de Oaxaca

“En la Sierra Mixe tenemos muy arraigada nuestra cultura. Mantenemos nuestros usos y costumbres, por eso la música es muy diferente. La música tiene una gran relevancia para la comunidad, en especial, en actividades espirituales, por ejemplo, cuando nace o muere alguien”, explica en entrevista Aristeo Vázquez Martínez, director de este centro.

Al Cecam no solo acuden niños de la región mixe; lo hacen zapotecos, chinantecos y triquis, entre otros, incrementando la riqueza cultural de este lugar. “Al ser de diferentes pueblos originarios tienen cada uno su lengua, su ideología, sus usos y costumbres y eso le da un valor pluricultural”.

Hoy, la Orquesta Filarmónica del Cecam compartirá el escenario del Palacio de Bellas Artes con el Ballet Folklórico de Amalia Hernández, a las 20:30 horas, en una gala para representar una de las fiestas más tradicionales de Oaxaca: La Guelaguetza además de La Calenda, esta última celebración que data del siglo XVI.

“Vamos a tocar alrededor de ocho piezas que se van a ejecutar mientras el ballet baila. Entre estas piezas están ‘La danza de la pluma’, ‘Canción mixteca’, ‘Pinotepa nacional’ o ‘Jarabe del Valle’”.

Las piezas que van a tocar durante la gala provienen de diferentes regiones del estado de Oaxaca. La mayoría de estas danzas representan el mestizaje y las diferencias entre españoles e indígenas, además de temas como la muerte, explica Aristeo Vázquez.

“Una de las piezas que representa a la región mixe y que se escucha siempre durante la Guelaguetza es ‘Sones y jarabes mixes’. En ella se hace alusión a la vida comunitaria, a los usos y costumbres: cómo se baila, cómo se convive y cómo es la vida en la Sierra. Cómo es la cosmovisión de los mixes, su ideología, el por qué de la vida y la muerte, el trabajo y el tequio”.

Esta presentación significa una gran oportunidad para el Cecam, asegura Aristeo Vázquez Martínez, pues “esperamos que esto nos abra puertas; lo que buscamos es que el Cecam tenga el reconocimiento oficial por parte del gobierno federal.

“Queremos que sea reconocido el Cecam y todo lo que se hace en la región. Queremos ser reconocidos como pueblos originarios, que no nos vean solo como gente que está metida en la sierra, que solo está en el campo o que no sabe nada de otros temas; los alumnos son personas sensibilizadas con la música y tienen la misma capacidad que cualquier músico”.

CLAVES

TRADICIÓN

A través de la enseñanza y la formación musical, la agrupación retoma la tradición de las bandas filarmónicas que son parte de la identidad histórica de Oaxaca.

TRES NIVELES

A lo largo de 40 años, el Cecam ha consolidado bandas filarmónicas principiantes, intermedias y avanzadas, cada nivel cuenta con 60 integrantes o más.

INTERNADO

El centro educativo recibe alumnos en el internado, donde se les proporciona alimentación y hospedaje a quienes estudien cinco años de música tradicional oaxaqueña.