Cultura

Bas Jan Ader. La misteriosa desaparición del artista en un performance

Bas Jan Ader. La misteriosa desaparición del artista en un performance

La historia de vida del artista Bas Jan Ader quedó marcada por su misteriosa desaparición en el océano. Todo comenzó el 18 de abril de 1976, cuando la tripulación de un pesquero gallego, Eduardo Pondal, descubrió un pequeño velero flotando verticalmente, con la parte delantera completamente sumergida. La embarcación, de cuatro metros de eslora, se llamaba Ocean Wave y en la cabina encontraron el pasaporte donde venía la identidad del tripulante: Bas Jan Arder, que su nombre verdadero fue Bastiaan Johan Christiaan Ader, y cuyo cuerpo nunca fue recuperado.

Se trataba de una estrella en ascenso en la escena artística de Estados Unidos, y quien a sus 33 años había decidido emprender un viaje solitario, sin ninguna ayuda y en un velero absurdamente pequeño para cruzar el Atlántico. Bas Jan Arder habían zarpado nueve meses atrás de Cape Cod, Massachusetts, con destino a Falmouth, Inglaterra, como parte de una acción artística titulada: En busca de lo milagroso.

Te recomendamos: ¡Sin dejar rastro! Jacobo Grinberg, el científico mexicano que desapareció en 1994

Su desaparición provocó una serie de interrogantes, como ¿cuál era el propósito de su performance? ¿Si el suicidio era parte de su intervención artística? ¿realmente murió o escenificó su final? Cuando Arder se embarcó en el Ocean Wave, miles lo veían como una especie de héroe romántico, por lo que durante meses se creyó que no estaba muerto y había comenzado una nueva vida.

La obra artística de Bas Jan Ader sobre la caída desde un árbol. (Fundación Jumex)

Sin embargo, su esposa, Mary Sue Ader Andersen, siempre negó estas teorías y rumores de personas que no podían soportar la pérdida de un artista con una trayectoria tan breve y carismática. El crítico, David Pagel lo definió como “el James Dean del arte contemporáneo, con un toque de Jack Kerouac, Ken Kesey y George Mallory “.

¿Quién fue Bas Jan Arder?

Bastiaan Johan Christiaan Ader, mejor conocido como Bas Jan Arder, nació en el pequeño poblado de Winschoten, Países Bajos, en 1942. Su padre fue fusilado por los nazis por refugiar judíos en su casa, cuando tenía 33 años —la misma edad que el artista cuando desapareció— y de adolescente se aventuró a realizar un viaje en bicicleta desde Groninga hasta Jerusalén.

Bas Jan Arder siguió los pasos de su padre, ya que su arte y vida estarían marcados de sus aventuras y de su destino. A los 19 años, abandonó Amsterdam y realizó un viaje en autoestop hasta Marruecos, donde se embarcó como marinero en un barco que se dirigía a los Estados Unidos. La embarcación llegó cerca de Los Ángeles y se estableció en el país estadunidense, por lo que formó parte del grupo de los artistas conceptuales de los setenta.

';I';m too sad to tell you'; de Bas Jan Ader .(Fundación Jumex)

El artista conceptual dejó un legado con un pequeño conjunto de obras en las que entremezcla la lucha Sísifo, el humor absurdo a lo Buster Keaton y la preocupación humanista. En su conocida obra I Am Too Sad To Tell You (Estoy demasiado triste para decirte) (1971), Arder registró su llanto en una serie de fotografías y en una película muda en blanco y negro.

Mientras que en otras intervenciones documento el fracaso en sí mismo, con imágenes donde se mostraba rodando por el tejado de una casa, cayendo de un árbol o montado en su bicicleta, a punto de sumergirse en uno de los canales de Ámsterdam. Todas con el propósito de transmitir la idea “de caer o fallar le sirve al artista como metáfora para pensar la condición humana”, según la página de la Fundación Jumex.

View this post on Instagram

#basjanader

A post shared by Nick Aguayo (@nickaguayo84) on

Desaparición de Bas Jan Arder

El artista se embarcó en la arriesgada travesía por el Atlántico como parte de la segunda parte de su obra En busca de lo milagroso, un tríptico que comenzó con una serie de fotografía en las que mostraba su deambular nocturno por Los Ángeles y que concluiría en una exposición en el museo Groninger en los Países Bajos.

Al poco de ser reportado como desaparecido, la embarcación llamada Ocean Wave fue remolcado por el Pondal hasta el puerto de A Coruña. La mayoría de los biógrafos de Bas Jan Arder señalan su muerte el año 1975 junto al mensaje “perdido en altamar”. 

​epc