Cultura

Arte y cultura: cómo transforman a un niño de 0 a 6 años

Arte y cultura: cómo transforman a un niño de 0 a 6 años

Durante mucho tiempo se pensó que, en materia de la difusión del arte y la cultura, no importaba lo que se hiciera con los más pequeños, entre los cero y los seis años de edad, “porque no entendían, pero ahora resulta que todo lo que le ofrezcas a un bebé en esos primeros años es la base de lo que será su vida en la infancia, la adolescencia y la adultez”.

“En muchos lugares del mundo se considera que esta es la etapa más importante de la vida: en los primeros seis años de la vida se construye la adultez”, en palabras de Eva Janovitz, especialista y pionera en proyectos de lectura para niños de cero a tres años.

Te recomendamos: Niños aprenden son jarocho ';online';

La promotora es la encargada de coordinar el Simposio Internacional: Primera Infancia. Artes, Cultura y Ciencia, impulsado por el Centro Cultural de España en México (CCEMx) en colaboración con la Fundación Harp Helú, a desarrollarse hasta el 16 de agosto.

“Cuando coordinaba el proyecto de primera infancia en el Programa Alas y Raíces, en la administración anterior, me di cuenta que faltaba gente formada profesionalmente para atender desde el arte y la cultura a esta población, por lo cual resultaba indispensable plantearse un esquema de trabajo y de apertura hacia la formación de profesionales que trabajaran con estas edades”.

A desarrollarse en línea, el objetivo del Simposio internacional es ampliar los conocimientos teóricos y prácticos de las y los profesionales del ámbito cultural interesados en desarrollar procesos didácticos para esta etapa de la vida.

“Si trabajáramos desde que el niño nace, o antes, con el lenguaje oral y el escrito, lo que ya está comprobado, ingresan a la primaria leyendo y escribiendo con un método natural: los niños y niñas son capaces de estos aprendizajes, pero es necesario un ambiente que lo estimule”.

Sin embargo, reconoce en entrevista Eva Janovitz, no cualquiera tiene la capacidad de trabajar con esa edad; incluso, advierte que la gente que suele ser protagónica no logra ser mediador entre el conocimiento, la realidad y el niño.

“En la primera infancia sí es absolutamente importante que el protagonista del aprendizaje sea el niño y más que enseñarle, uno tiene que ser muy humilde y nada más propiciar encuentros con sus medios y sus posibilidades para que él se desarrolle”.

Las actividades del Simposio Internacional: Primera Infancia. Artes, Cultura y Ciencia, se pueden consultar en la página del Centro Cultural de España en México.

​PCL