Cultura

AGN va por Morton Subastas

AGN va por Morton Subastas

Con todo y la denuncia penal interpuesta por el Archivo General de la Nación (AGN) ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra la casa Morton Subastas, para detener la probable comercialización de Patrimonio Documental de la Nación, la “Subasta de Libros y Documentos sobre la Independencia de México”, con 251 lotes, se realizó como estaba prevista.

Te recomendamos: Sólo 25 de 864 instituciones sistematizaron sus archivos: AGN

El remate se llevó a cabo a pesar de que el AGN solicitó medidas cautelares para detener la subasta y asegurar los documentos históricos ahí ofertados, pues como afirmó la dependencia en un comunicado, “conforme al artículo 121, fracción II, de la Ley General de Archivos, está prohibida la venta del Patrimonio Documental de la Nación, para lo cual establece sanciones penales y económicas”. 

La subasta, que se realizó en el contexto del 210 aniversario del inicio de la guerra independentista, comenzó con la lectura y advertencia de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, que establece que los documentos históricos no pueden salir del país.

Lo que sí sucedió fue que se retiró de la subasta, sin ninguna explicación, el lote 77 correspondiente a la carta firmada por Miguel Hidalgo, misiva que envió al Coronel Narciso de la Canal, personaje que estaba en las filas del Regimiento de Dragones de la Reina, invitándolo a que se sumara al movimiento armado. El coronel no aceptó, pero se mantuvo neutral, sin atacar al movimiento insurgente. 

Te recomendamos: INAI y AGN certificarán a responsables de archivos públicos

El documento que el público no pudo ver está fechado el 4 de octubre de 1810, y es un testimonio sobre la conformación del movimiento insurgente en sus inicios, según se puede leer: “Ahora que las cosas han tomado un aspecto demasiado favorable, no temo convidar a V.S a que uniendo sus poderosos influjos, participe de las glorias de livertador” (sic).

CARTA DE MORELOS

La subasta continuó, de hecho, con otro de los documentos del lote 95 que levantó polémica: la carta firmada por José María Morelos y Pavón, José María Cos y José María Liceaga, dirigida al comandante Juan Antonio Romero, donde se habla de la necesidad de la fundación de una academia militar. Este documento sí salió a la venta en el lote 95, y se vendió en 80 mil pesos. 

Previo a la subasta el AGN solicitó a la FGR asegurar dichos documentos “sobre testimonios de diversa correspondencia que intercambiaron líderes del movimiento de independencia, edictos relacionados con la conformación del primer imperio mexicano y bandos sobre la instauración del gobierno republicano tras el efímero primer imperio”.

Te recomendamos: La ‘guerra sucia’ desde el AGN

El AGN afirmó que la casa subastadora no le informó sobre la intención de poner a la venta este material de carácter histórico.

“La Ley General de Archivos establece en su artículo 77 que el AGN debe ser informado cuando se realicen o se tenga la intención de realizar traslados de dominio de documentos históricos de interés público, y en caso de omitirse dicha notificación, el AGN podrá solicitar la expropiación de dichos documentos”, detalló en el comunicado.  

MILENIO consultó a Morton Subastas sobre el tema, pero no tuvo respuesta.

Y ADEMÁS

ACREDITAR POSESIÓN LEGAL DE LOS BIENES

Diego Prieto, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, señaló que la obligación de la casa de subastas es acreditar la legal posesión de esos bienes. “Tiene que demostrar el vínculo de estos documentos con archivos históricos, particularmente con el AGN; si se demuestra que pertenecieron a algún archivo histórico, por supuesto que podemos acreditar la comisión de algún delito”.